viernes, febrero 03, 2017

Lenin, los pobres y el bono de desarrollo

Cuando el Gobierno le daba miles de millones a los ricos, parecía normal, justo y hasta indispensable. La sucretización de las deudas de los empresarios, la estafa bancaria, los contratos para mantener el sistema de barcazas para almacenamiento de energía, por mencionar unas cuantas medidas, le costaron a Ecuador años de desarrollo. Las clases medias lo permitieron y los pobres, en general, ni se dieron cuenta.

Ahora, el candidato Lenin Moreno ofrece otorgar recursos para que los extremadamente pobres salgan de la extrema pobreza, para que los ancianos que ya perdieron sus oportunidades para progresar tengan una vejez digna. Eso no le gusta a una clase alta acostumbrada a quedarse con todo y no debería sorprendernos. Lo que sí da pena es ver a gente de clase media y hasta de clase media baja, indignarse por esas propuestas.

A pesar de que Lenin aclaró que el incremento es "para proyectos o emprendimientos que generen puestos de trabajo con asesoramiento y capacitación", muchos quieren posicionar el discurso de que otorgar un bono convierte a los pobres en vagos y no saca a la gente de la pobreza.

Lo que esa gente parece ignorar es que actualmente, los beneficiarios del bono de desarrollo ya se convierten en emprendedores gracias al bono, al crédito de desarrollo humano y a las capacitaciones y oportunidades laborales en las que se los incluye y esas son, precisamente, las medidas que los ayuda a salir de la pobreza.

La soberbia del discurso opositor que califica a de vagos a los beneficiarios del bono de desarrollo contrasta con los hechos: solo en 2013, 250000 ecuatorianos salieron de la pobreza extrema. Todas las formas de pobreza se han reducido en Ecuador en los últimos diez años y se ha reducido la desigualdad gracias a que la entrega del bono de desarrollo humano tiene elementos de corresponsabilidad y apoyo a los emprendedores. Esa y otras medidas tomadas por Ecuador contra la pobreza y la inequidad tienen el reconocimiento de los pobres, pero también de organismos internacionales como el Banco Mundial, la UNESCO, la CICC, la ONU, etc.

Como dijo el presidente Correa, la oligarquía sí tiene conciencia de clase y la usa en su beneficio. Son los pobres y las clases medias las que no la tienen y dejan que otros les posicionen discursos mentirosos.

Es probable que muchos de esos clase media que se creen ricos terminen votando por aquellos que sucretizaron la deuda, los que hacían negocios con las barcazas o por los que se beneficiaron con la estafa bancaria. Es probable que esos clase media que se creen ricos nunca reclamen por los miles de millones que el Estado destina a los ricos mediante subsidios a los combustibles, al gas, a la educación gratuita, inversión turística, construcción y a tantas medidas en que los grandes beneficiados son los de la clase media alta y alta.

Rafael Méndez Meneses
Lo que resulta poco probable es que los pobres reclamen y exijan que se les niegue beneficios a los ricos. Cuando los clase alta, clase media y clase media baja dicen que Correa ha fomentado el odio entre pobres y ricos, omiten que los odiadores son ellos, no los pobres. Los pobres no odian a los ricos. Los pobres no sufren por los beneficios de los ricos. A los pobres les basta con que al fin haya un Gobierno que se preocupe por ellos y los ayude a salir de la pobreza en esta generación.

miércoles, enero 18, 2017

Telarañas


En casa había una bodega con cachivaches. Bicicletas, un yunque, serruchosy palas viejas. Frascos con clavos y tornillos oxidados. Nidos de gallinas, guaridas de ratones y pieles de culebras que habían ido a mudar. En el techo, alambres, telarañas y avisperos. Los avisperos los quemaban, pero las telarañas se salvaban. Algunas conservaban patas y alas de insectos, como si fueran recordatorios. Otras colgaban luego de ser arrancadas por alguien que había sacado una podadora o una sierra para metal. Eso sí, nunca las quitaban a propósito. Había una especie de respeto a la función de las arañas. Nunca pensé que les tuvieran miedo.


martes, enero 10, 2017

Why I kill ‘em: el verdadero origen del nombre de Guayaquil

Antes de que Inglaterra enviara piratas a arrasar Guayaquil, sangrientos corsarios llegaban al golfo a esconderse mientras se aprovisionaban de agua, frutas y caza menor.


Entre 1535 y 1539, instauraron el “Why I kill ‘em”, una especie de bautizo en la que niños piratas, de entre doce y catorce años, iban a acechar solo con una daga a los huancavilcas, chonos o a los temibles punaes que encontraban en las riberas del río. Mientras los seguían, gritaban a viva voz las razones por las que querían matarlos.

La mayoría de los niños moría. El “bautizo” servía realmente para que los piratas pudieran apostar sobre su supervivencia. Eso sí, los que sobrevivían eran recibidos con todos los honores y tras una gran borrachera, eran ascendidos en sus funciones.

Debido a eso, la zona del golfo era conocida por piratas y comerciantes por su nombre subterráneo de “Why I kill ‘em”. Aquella noche de 1544, en que decidieron nombrar Santiago a la ciudad, todos los presentes repitieron Santiago del “Why I kill ‘em” y después de un breve debate, decidieron castellanizarlo a “Guayaquil”.

Si algún viajero preguntaba por el origen del nombre de la ciudad, los lugareños explicaban que era por aquella costumbre del siglo anterior. Recién en 1616, el corregidor Toribio de Castro (hijo de Toribio de Castro y Grijuela) empezó a decir que la ciudad tenía ese nombre debido a que los huancavilcas denominaban “Huayllakile” a ese sector. Lo que no dijo don Toribio fue que los huancavilcas lo habían nombrado así para evitar que sus mujeres y niños se acercaran y el grito “Why I kill ‘em” resonó durante décadas en la memoria de ese pueblo. Aún resuena.

Mala fama

Volteé para volver a ver las olas romper contra el arrecife al que casi me lleva un mal
viento. Allí estaban: desnudas, hermosas. Oteando el horizonte. Dudando aún entre cantar o volver a su escondite.

¿Será que Circe les advirtió sobre mí después de echarme de su casa por holgazán?

Autorretrato

Soy ojón, tengo un par de lunares en la cara y cuido muy poco mi apariencia física. A veces tengo panza. Cuando me pongo nervioso, mis labios forman un pico que me delata a kilómetros. Soy pésimo para recordar rostros. No me gustan las multitudes ni estar con gente desconocida. No es pedantería, soy huraño nomás. Soy más gracioso de lo que parezco y mucho menos entretenido de lo que piensan quienes solo me han leído.

Soy agnóstico apático. Escribo porque no puedo evitarlo. La poesía me persigue, pero usualmente, yo soy más rápido. No me interesan la fama, la trascendencia ni el dinero, a no ser que los obtenga sin ningún esfuerzo.

Si algo no me interesa a primera vista, difícilmente me interesará después. A veces me embalo con algún tema hasta llegar al punto del frikismo. Luego me aburro y vuelvo a empezar desde cero con otra cosa.

Hay quienes piensan que tengo suerte con las mujeres y sí, la tengo. Y sí, esa suerte, es inmerecida. He amado y más de la cuenta, pero mi amor eterno dura poco. Soy cinta negra en relaciones complicadas.

miércoles, octubre 19, 2016

tuiteros de la Revolución Ciudadana con más influencia y seguidores

Tuiteros con más influencia y seguidores que respaldan la Revolución Ciudadana.
Las cuentas con más influencia (según el índice klout) son:
1.- @MashiRafael 
2.-  @kevinhurlt
3.- @ppsesa@JorgeGlas@VivianAssange

Nombre
Twitter
Followers
Klout
Rafael Correa
2905077
8
José Serrano
1001934
67 ↓
Jorge Glas
252349
67 
Viviana Bonilla
210191
62 ↑
Ricardo Patiño
201169
65 ↓
Gabriela Rivadeneira
195553
69 
Alianza PAIS
175913
62 ↑
Vinicio Alvarado
144749
60 ↓
Marcela Aguiñaga
111103
63 ↑
Fernando Alvarado
108432
61 ↓
Fernando Cordero
104781
55 ↓
Rosana Alvarado
88089
60 ↓
Ecuador al mundial
84001
63 ↕
Correístas
69253
47 ↓
Estefanía Baldeón
67550
60 ↓
Doris Soliz
67264
64 
Paola Martínez          
58391
59 
Luís Gómez
54170
58 
René Ramírez
53064
64 ↑
Ma. Fernanda Espinoza
48458
56 ↑
María Duarte
42207
58 
Fander Falconí
38444
61 
Ximena Ponce
38189
60 ↑
Virgilio Hernández
36773
60 ↕
Guillaume Long
35548
66 ↑
Sandra naranjo
35060
53 
Augusto Espinoza
@AXEA65 
35001
61 ↓
Betty Tola
30219
56 ↓
Juan Carlos Cassinelli
30979
60 ↑
Rafael Méndez Meneses
25343
69 
Sol Buendía
24125
62 ↑
César Navas
23260
60 
Lorena Tapia
22001
48 ↕
Michel Doumet
19453
59 ↑
Paola Pabón
19299
60 
Paúl Granda
17896
53 ↑
María Alejandra Vicuña
18834
58 ↑
María Augusta Calle
18203
57 
Mauro Andino
18037
61 ↑
Lídice Larrea
17260
61 ↑
Gisella Moreira
15880
57
Olga Farfán
15314
57 ↓
Luís Monge
14462
60 ↑
Viviana Paredes
13801
67
Agustín Delgado
12489
53 
Roberto Wohlgemuth
12280
62