jueves, diciembre 29, 2011

Los árabes y nosotros

Por cierto. Interesante el tuit de la periodista janeth Hinostroza sobre la periodista "árabe" Jayaty Ghosh:

Editorial El Tiempo Colombia publica hoy un buen ej de equilibrio en opinion,diferente a sra arabe THe Guardian quien solo tomo version gob"

Por Rafael Méndez Meneses
Revista La Otra, edición #3


¿Qué sabemos nosotros de los árabes? Que Qatar organizará el mundial en 2022, que los dueños de los equipos de fútbol regalan Rolex a los goleadores. Que Carlos Tenorio ha jugado en Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes y por allí jugaron también Walter Ayoví y el Diablito Lara. ¿Qué saben los árabes de nosotros? ¿Pensarán que todos somos negros talentosos de metro ochenta?



Sabemos que legalmente pueden apedrear a una mujer por ponerle los cachos al marido. Que las féminas usan ropa recatada, excepto cuando bailan como Shakira. A lo mejor ellos nos conciben como hombres que dan palo a la mujer por cualquier excusa, y mujeres que se visten como si quisieran ser legalmente apedreadas.


Crecimos escuchando las aventuras de Aladino y Alí Babá. Tal vez los árabes nunca lean nuestra poesía. Nos deleitamos con su shawarma y su falafel. Ellos no probarán nuestra fritada ni el mote con chicharrón. Para muchos de nosotros, son un país cuyo idioma es el Islam. Para ellos, tal vez somos una cultura demasiado lejana, que no enseñan a los niños en sus escuelas.


Ellos son jeques petroleros que regalan Lamborghinis y se alojan en hoteles de seis estrellas. Nosotros un país que tiene un poquito de petróleo, además de bananas y otros productos que ahora vamos a ofrecerles en oficinas comerciales recién abiertas.

El cine mainstream y las noticias que nos llegan, los pintan como fanáticos religiosos que en un momento se arrodillan a orar pronunciando frases ininteligibles, y en otro hacen estallar una bomba para asegurarse un lugar en el paraíso con 72 vírgenes a su disposición. Para los árabes quizás somos infieles productores de drogas, que adoran a un profeta más que al mismo Dios, a quien solo recuerdan para pedir favores. Somos la tierra colonizada por España, país que los árabes colonizaron durante siglos. Occidentales truchos, ni gringos ni europeos. Tal vez negros tucos y grandotes o gorditos patuchos y bigotones.

Para nosotros, los árabes son forajidos 2.0 que tumbaron a sus dictadores por las malas. Una ciudadanía que hizo su revolución para cambiar el estado de las cosas y avanzar. Para ellos, ¿seremos un país cuyos ciudadanos tumbaron presidentes desde las calles, con un apoyo más bien oportunista de la prensa veleta?

¿Sabrán los árabes que por acá un grupito de políticos y comunicadores quiere usar la Primavera Árabe como ejemplo para tumbar al presidente de Ecuador? Un presidente que a diferencia de los de allá, fue elegido y ratificado en las urnas, que cuenta con un respaldo mayoritario y decidido de ciudadanos que también han salido a las calles, pero a impedir las intenciones desestabilizadoras de los grupos minoritarios. Tal vez no lo sepan. Al Jazeera, conocida como la CNN del mundo árabe, poco explica sobre lo que realmente sucede en Ecuador.


Tal vez a los árabes no les importa nada de nosotros. Pero según comentan algunos, ahora somos para ellos un país, que a diferencia de Europa, poco o nada apoyó su causa primaveral.

miércoles, diciembre 28, 2011

Anuncian demanda contra Diario La Hora

El artesano Juan Piguave anunció una demanda en contra de diario La Hora por incitar al miedo a vender monigotes del Mashi. Dicho diario publicó los temores no verificados ni contrastados del artesano Raúl García, quien, según el citado diario, dijo que teme "ir a la cárcel si se atreve a exhibir un monigote que simbolice al Jefe de Estado". Diario La Hora también entrevistó a los hermanos Cruz Rengifo, para quienes, hacer monigotes del Mashi, es una “acción peligrosa que les podría significar ir a la cárcel”. Diario La Hora citó a "otros", que afirman que algunos "mandos medios" pueden tomar acciones por su trabajo. Acto seguido, La Hora informó sobre los controles a la venta de explosivos que realizará la Intendencia. ¿insinúan que es el Obama del Guayas el "mando medio" que tomará esas acciones?

Debido a esa noticia, Juan Piguave se ha quedado varado con unos 200 monigotes y 6500 caretas del Mashi. Su plan era distribuir sus monigotes a los revendedores: el 20% a la gente que quiere "Reventar" al presidente con un poco menos de mala onda que la de Joffre Campaña. El otro 80% era para que los Correístas y simpatizantes del Mashi se hicieran la ilusión de que lo tuvieron como invitado especial para la cena de año nuevo y lo pudieran despedir con el cariño del fuego purificador. Da igual si querían quemar al mashi en buena o mala onda. El punto es que Juan Piguave perdió billete por los falsos rumores publicados por La Hora, ya que ningún vendedor le quiere comprar sus Mashitos.

Piguave citó como precedente el caso de teleamazonas, que al difundir información basada en supuestos de pescadores de la isla Puná sin verificarla, provocó incidentes que finalmente le costaron una sanción.

Nomás por si las moscas, no sé si un señor llamado Juan Piguave va a demandar a La Hora por perjudicarle el negocio. Es probable que los que fabricaron monigotes del Mashi se queden varados. Además de La Hora, en redes sociales ya se están haciendo eco de esos rumores.

¿Qué más se podía esperar de los contreras? Es evidente que la economía ha mejorado en 2011 y se espera que las cosas mejoren aún más en 2012, Rafael tiene una aceptación del 80%, Lucio tiene como el 70% de resistencia.

Lo único que le queda a la oposición trucha es seguir con los rumores.

jueves, diciembre 22, 2011

ups


En twitter anuncié que estaba escribiendo post sobre una serie de temas "delicados". No tengo evidencias. Es más, no era cierto. No estaba escribiendo sobre actos ilegales. Borrar mi tuit habría bastado, pero considero más pertinente aclarar y rectificar. Sobre todo porque no rectifiqué en twitter y miles de personas que no necesariamente siguen mi TL, se han de haber quedado con la idea de que efectivamente se está financiando a clubes de #Beliebers.

No se trata solo de publicidad engañosa. También es una forma de darle chance a los opositores truchos para que hagan lo de siempre: hacerse eco, retuitear cualquier cosa sin verificarla y confirmarla, armar un pequeño escándalo, y luego, cuando se aclaren o no se puedan mantener las mentiras, buscar un nuevo escándalo.

******************************

Para quienes no comprendan el post, se debe a este tuit:

y al post más esperado del día: "Cuentas falsas de Twitter dedicadas a hacer spam promocionando a Rafael Correa y su Administración"

Allí Eduardo Arcos llegó a decir que "Evidentemente no hay una prueba definitiva que esto sea iniciativa del Gobierno o de la Secretaría de Comunicación, pero honestamente no veo otra explicación a un ejército de spammers promocionando las actividades del Presidente Correa en una red social". 


En vista de que no tenía evidencias, en vez de borrar ese texto, optó por tacharlo en parte, de tal manera que los lectores tuvieran acceso a lo que había publicado originalmente y se quedaran con el mensaje de lo que leyeron sus 120.984 followers y quienes le retuitearon: hay spam sistemático creado en twitter por la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano. Incluso llegó a insinuar que los #TrollsEc, cuyo discurso en realidad perjudicaba al Gobierno, eran obra del Gobierno.



¿Rectificar? No. En sus palabras, lo que hizo fue aclarar, explicar sobre el orígen del spam. No admitió que se equivocó, o que no tiene pruebas de lo que dice, cosa que debería bastar para que ni siquiera insinúen cosas aquellos que respetan la presunción de inocencia. La oposición trucha debe haber celebrado. De los 120.984 followers que esperaban la denuncia sobre spam sistemático creado en twitter por la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano, pocos han de haber seguido el tema. Solo se quedaron con la idea de que la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano creó spam sistemástico en twitter.

Y al final del día, lo que cuenta es dejar a la gente con la duda, con el "¿Serán ciertas las aseveraciones, aunque estén tachadas por consideraciones legales?".



sábado, diciembre 17, 2011

Medios manipulan noticia (again)

¿Qué puede decir un periodista serio con respecto a estas noticias? ¿Algún profesor de periodismo que opine al respecto?
Varios medios de comunicación publicaron que el asesor presidencial Francisco Latorre visitó al Fiscal Antonio Gagliardo para preguntar por la salud de su hermano, el asambleísta Gastón Gagliardo.

Esa visita no habría trascendido si no fuera porque además de ese hecho, manipularon la noticia con especulaciones y descontextualizaciones.

Diario La Hora adjetivizó la visita, llamándola "misteriosa". ¿Cuál fue el misterio? Aparentemente, la visita no estaba prevista debido a que el asesor iba a visitar a su hijo, pero decidió pasar por la oficina del hermano del asambleísta que estaba recién operado. El "misterio" debió terminar en el momnento en que los periodistas preguntaron al asesor y al fiscal el motivo de la visita, pero no.

En la misma nota, La Hora insertó varios párrafos de información sobre el juicio que le inició el asambleísta César Montúfar al Ab. Gutemberg Vera y sobre un incidente ocurrido entre ambos, cosa que, evidentemente, nada tiene que ver con la noticia del titular.

Para descontextualizar más la "noticia", diario La Hora publicó en la misma nota un par de párrafos sobre el juez Juan Paredes. ¿Qué tienen que ver esos párrafos con el titular? Nada, pero los lectores desprevenidos leerán en el conjunto una nota que a todas luces es tendenciosa, porque da a entender que la visita de Latorre tuvo algo que ver con Juan Paredes o con Gutemberg Vera. El Comercio y el mini noticiero matinal hicieron lo proio: mezclaron la "noticia" de la visita con el tema del juicio, aunque lo hizo con mayor torpeza. La república y diario Hoy tergiversaron menos el tema, pero también mencionaron lo del juicio del día anterior.

Diario El Universo puso como titular "Asesor presidencial visita al fiscal que investiga a Paredes", dando a entender que la visita de Latorre está relacionada cno ese caso. ¿Por qué no publicó que "Asesor presidencial visita al hermano de un amigo que fue operado"? ¿No habría sido más apegado al contexto, tomando las declaraciones del Fiscal y del Asesor? ¿Algún periodista que opine al respecto?

Ecuavisa puso un titular más contextualizado: "Asesor presidencial, Francisco Latorre visitó el despacho de Ministro Fiscal del Guayas ", pero el primer párrafo siembra la duda, impide al lector acceder a información contextualizada: "Esto ocurre un día después de la audiencia en la que se presentó el Juez Juan Paredes, acusado por diario El Universo de prevaricato y falsedad ideológica".
 
Si Fiscal y asesor aclaran que la visita no tuvo nada que ver con Juan Paredes, ¿cuál es el criterio para insistir en eso?

Pareciera que explicar las cosas a los medios de comunicación es irrelevante. Si la intención es sembrar la duda y desconfianza, publicarán lo que les da la gana.

 
La criticona tuitera Martha Roldós publicó que "Latorre confundió la fiscalía cn hospital". Es bien sabido que yo soy un antisocial del demonio, pero hasta yo sé que cuando una persona visita al hermano de alguien que está en el hospital, no es porque piense que allí va a encontrar al convaleciente, sino para darle su respaldo moral al hermano.

El abogado Joffre Campaña publicó que "Qué vergonzosa defensa de Correa de la visita de su asesor al Dr Gagliardo! Volvió a defender la sentencia corrupta." Habría que preguntar si puede demostrar esa aseveración.



Como hicieron un escándalo del asunto, al punto de publicar la "noticia" en primera plana, el presidente aclaró que él no estaba enterado de la visita. Es decir, no había enviado a Francisco Latorre a visitar al fiscal Gagliardo.

Durante el Enlace Ciudadano, @mashirafael cuestionó la falta de responsabilidad y de ética de diario La Hora, al punto de romper un ejemplar. Para Ecuador en Vivo, la noticia no es que varios medios descontextualizaron una noticia, sino que rompió el periódico. Y sí, el Mashi les da chance con el acto de romper el periódico, y como a algunos no les conviene debatir sobre el tema, seguramente ese será la bochinche mediático de la próxima semana.

¿Algún periodista, estudiante o profesor de periodismo que analice la forma en que se presentó esa noticia? Como que hace falta un espacio para debatir y analizar esos temas.

viernes, diciembre 16, 2011

Wishlist 2011

Mi wishlist de este año ha variado apenas un poco con respecto al del 2010.

Camiseta y llavero wolfram Alpha, camiseta angry birds 

Bipolar, Cuarteto de nos, "The fall", Norah Jones; Amar la trama, Jorge Drexler; Punto y seguido, Joaquín Sabina, "To kill the child and leaving beirut", Roger Waters; armonía casera mayor, Antonio Birabent, las 48 leyes del poder, lo que sea de Wislawa Szymborska o de Shakespeare.

Guitarra acústica, katana con bokken de yapa para practicar; ballesta de a de veras;


Lo que no quiere el cumpleañero: Celebrar mi cumple en un bar, libros de autoayuda (cornejo, mandino, stone, carlos cuauhtemoc, varas, etc); una laptopbag de pucca; 1 perro (si es una perra, debe hacer casting)

jueves, diciembre 15, 2011

Arma tu libro

Publicado en revista Mundo Diners 355
Por Rafael Méndez Meneses
Fotos: Hernán Jiménez


Hace casi una década nació esta tendencia editorial que capta el interés de jóvenes gestores culturales. La riobambeña Matapalo Cartonera es pionera en Ecuador.

Cuenta el génesis de la literatura cartonera que todo empezó en 2003, hace no mucho de haber estallado la debacle económica argentina. El desempleo y la pobreza llevaron a decenas de miles a ocuparse en la recolección de desechos urbanos: los llamados cartoneros, estaban en cada esquina de Buenos Aires. Así fue que un día el escritor border Washington Cucurto, el artista plástico Javier Barilaro y el poeta Hernán Bravo Varela se encontraron con un hombre que aseguraba no haber comido nada en dos días. Los artistas revisaron sus modestos bolsillos, pero él dijo que no quería caridad, les ofreció un pedazo de cartón a cambio del peso y medio (unos 0.30 USD) que reunieron entre los tres. Los amigos continuaron caminando, y en uno de esos momentos de iluminación Cucurto agarró el cartón, lo dobló, y les mostró el proyecto de libro a sus compañeros. La idea de hacer libros artesanales de bajo costo con material reciclado se convirtió en Eloísa Cartonera.

La ya legendaria editorial cartonera llamó la atención de colectivos culturales latinoamericanos que formaron proyectos similares en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Brasil, Bolivia, Paraguay, Chile, Argentina, Uruguay, Panamá, El Salvador, Puerto Rico, República Dominicana, México, Alemania, Suecia, España, Mozambique… Claramente no es una franquicia, y tampoco existe una red como tal, pero sí hay un nivel de coordinación que permite promover la obra de artistas locales en las ferias, paradas de buses, salidas de cines y sitios alternativos de otros países.

En 2008, la escritora riobambeña Gabriela Falconí terminaba la carrera de literatura en la Universidad de San Marcos de Lima. Allá conoció la editorial Sarita Cartonera y le comentó sobre el proyecto al poeta riobambeño Víctor Vimos, quien visitó la cartonera limeña para que su cofundadora Milagros Saldarriaga le enseñe todo sobre derechos de autor y armado de libros. Al regresar a Riobamba, Víctor contactó al artista plástico Edwin Lluco y al artesano Eduardo Yumisaca con el objetivo de replicar el proyecto en Ecuador junto a Gabriela.


Decidieron llamarse Matapalo como homenaje a José De la Cuadra y desde 1999, su cuartel general fue la Casa Cartonera, un local alquilado, chiquito y vetusto, pero acogedor, al que llegaban dos veces por semana los chicos de entre once y diecisiete años. La mayoría eran hijos o nietos de los integrantes de las dos asociaciones Riobambeñas de recicladores de cartón, y Edwin los capacitó en pintura, diseño, collage y armado de libros. Matapalo pagaba $0,30 por cada kilo de cartón, el triple del precio de mercado, y además de un porcentaje de las ganancias totales obtenidas, les daba uno de los libros armados por ellos mismos.

Trabajaron también con estudiantes de la escuela Tunshi San Xavier, de la parroquia rural Licto. Victor comenta que al ver que uno de los niños armó su propio cuaderno cartonero con hojas sueltas, se dio cuenta de que ya estaba plantada la semilla de una forma alternativa de creación, difusión, lectura e interpretación del texto. Ahora enseñan armado de libros a quien lo pida. Solo requieren de transporte, hotel, alimentación y materiales. El taller dura dos horas y finalmente los asistentes se quedan con los libros. Para la gente que prefiere vivir una semana a comprarse un libro por $25, puede ser una oportunidad única de acceder a autores de los que algunos ni siquiera han escuchado hablar.

Para financiar sus actividades, tocaron muchas puertas y hasta inscribieron su proyecto en los fondos concursables del Ministerio de Cultura, pero les ganó un concurso de cachos, aseguran. Edwin comenta que la creación del Ministerio de Cultura los había llenado de expectativas, pero percibe mucha burocracia todavía. Pese a todo, pudieron mantener Matapalo a flote y desde que sus autores les cedieron los derechos de autor por tres años, han publicado Equis, del narrador peruano Carlos Yushimito; La Cicatriz, de la escritora ecuatoriana Gabriela Alemán; y Tras la Pólvora, Manuela, del laureado poeta ambateño Jorge Enrique Adoum, a quien convencieron luego de una tertulia. Presentaron los libros en un encuentro nacional de escritores realizado en Riobamba. En la feria del libro de Guayaquil presentaron Respiración del Laberinto, del poeta mexicano Mario Santiago Papasquiaro, y aprovecharon para dar talleres cartoneros a los asistentes.

En 2010 llevaron sus libros a la Feria Internacional del Libro en Lima y presentaron Bóveda 66, del poeta guayaquileño Ernesto Carrión; y Veneno (muestra gratis), del escritor ibarreño Huilo Ruales. Además, presentaron su proyecto y dieron talleres en la Fiesta “Abril Libros Mil”, organizada por la FLACSO en Quito. Víctor colaboró también con los artistas plásticos Jorge Jaén y María José Zurita en el proyecto “Arte libre y sin barrotes” llevado a cabo en el Centro de Rehabilitación de Varones de Guayaquil. Producto de este taller, editaron la antología Material Calavera, escrita por los internos a partir de objetos de particular importancia para ellos. La experiencia fue enriquecedora, y de este proceso se está conformando La Tuca Cartonera.


Hace año y medio, Víctor y Eduardo se radicaron en Quito debido a estudios y cerraron físicamente la Casa Cartonera, pero el proyecto siguió con la participación en ferias y talleres de armado de libros. Estuvieron en la III Feria Internacional del Libro Quito 2010, donde presentaron Pipo, el dragón, de Gabriela Falconí. En este año fueron a la Feria Internacional del Libro de Bogotá y aprovecharon el reencuentro para planificar sus próximos lanzamientos: Mil botas, del novelista argentino César Aira, y una antología poética de Coco Arenas.

Edwin explica que no pretenden competir con las editoriales tradicionales, sino ser una alternativa y caminar a la par. Los ingresos de Matapalo apenas han alcanzado para financiar su presencia en ferias, pago del local y organización de los talleres. Esperan que eventualmente la venta de libros baste para autofinanciarse y no depender de terceros. Ahora quieren lanzar el proyecto en Quito y conformar bibliotecas cartoneras en los barrios del sur, donde piensan armar libros con las memorias de los vecinos, rescatar sus tradiciones e historias. Son planes ambiciosos, pero la pelea es peleando y hasta ahora, su tenacidad los ha hecho invencibles.

miércoles, diciembre 14, 2011

Apps criollas

Por Rafael Méndez Meneses
Publicado en revista Mundo Diners #355

Los Smartphones y Tablets requieren de aplicaciones o apps. Son aquellos programas que usamos a diario en redes sociales, medios de comunicación juegos, etc. Centenares de miles de apps se promocionan y venden en tiendas como Apple Store, Blackberry App World, Nokia Ovi Store, Android Market y Amazon. Muchas de estas apps son elaboradas por emprendedores que comparten conocimientos y promueven sus proyectos en eventos de tecnología que se realizan en todo el mundo y se conocen como Barcamps y Campus Parties, entre otros. En varias ciudades se ha realizado este tipo de encuentros. En Ecuador hay ideas, pero se necesita mayor comprensión del mercado, inversión y una mayor difusión de estas iniciativas.

Eduardo Raad ganó el primer lugar en el Campus Party 2011 con una app que localiza cajeros y agencias del Banco de Guayaquil. Antes participó en el desarrollo de "testigo movil", que permite reportar sucesos como reporteros móviles en TC Televisión. Explica que “El potencial de vender en app stores es proporcional a las facilidades de pago que presta la tienda y la popularidad de los teléfonos. En este sentido, Apple Store y Nokia Ovi Store son los que más potencial podrían representar a un desarrollador por las facilidades de pago y popularidad.”. El resto dependerá edl interés que generen los usuarios.

Si la app se dirige a una clientela global, el potencial de ingresos y posibilidades de exportación se incrementan. Andrés Santos quedó en segundo puesto en el Barcamp Guayaquil con Flugos.com, app de seguimiento en tiempo real a vuelos comerciales en todo el mundo. Su empresa Egobits.com ha desarrollado las redes sociales para Blackberry Getpinwall.com y Pinvote.com (entre las dos suman 600 mil usuarios en todo el mundo), el traductor en tiempo real Tradukka.com (con 3,5 millones de usuarios mensuales) y otras aún en crecimiento. Sus app son gratuitas y obtiene ingresos por publicidad. Santos considera que “La ventaja para el usuario promedio es que el costo de estas apps suele estar entre $1.99 USD y $3.99 USD. Si en el primer trimestre se venden al menos 15,000 aplicaciones, los números comienzan a ser interesantes para el desarrollador”.

Medval Mobile ganó el primer lugar en el Barcamp Guayaquil 2011 con QRC, una aplicación de compras móviles con códigos QR (quick response barcode), y el segundo lugar en el Campus Party Quito 2011. Crearon también la trivia El Futbolero, la promoción Semana del vino Pacificard y la app compras móviles. Tienen clientes en España, República Dominicana, Venezuela y Perú. Ernesto Freyre es su Desarrollador Líder y considera que “se necesita más cultura sobre el tema de aplicaciones móviles y mayor entendimiento de lo útiles y productivas que estas tecnologías pueden ser”.

Las iniciativas locales están despegando y uno de los que más lejos ha llegado es Luis Loaiza, CEO de CometBits.com, empresa con clientes en Venezuela, Panamá y Colombia que en 2009 creó el juego interactivo Pezcalabras. En 2010 lanzaron Club 40, app basada en el popular juego de cartas criollo. Este año ganaron $ 3.000 dólares en el Campus Party con “Topi”, un juego para Twitter. El gran salto fue con escapeswithyou.com, proyecto que obtuvo Obtuvieron $40 mil de capital semilla en Start-Up Chile, un programa de emprendimiento para iniciativas en etapas tempranas auspiciado por el Gobierno chileno.

Los talentos, necesidades e ideas están allí. Cuando superen el detalle del financiamiento, Ecuador podrá competir de igual a igual contra los pesos pesados del desarrollo de aplicaciones y seguramente los usuarios serán los grandes beneficiados.

miércoles, diciembre 07, 2011

Rolando Panchana, Lourdes Tibán, Guillermo Lasso

Rolando Panchana

Un paparazzi sacó a la luz un hecho indignante: Rolando Panchana estaba parado con una maleta, revisando su celular en Macy's. La ciudadanía ha visto con muy malos ojos la actitud de Panchana, sobre todo porque estaba junto a una percha de carteras Michael Kors, cuyo precio puede ser $358. Muchos aseveraron que estaba comprando uno de esos bolsos, cosa que levantó sospechas, considerando lo que gana cualquier asambleísta. ¿De dónde sacó Panchana $358 para un bolso si apenas gana $5700 mensuales?.

Otros elevaron el nivel del debate. Hubo quienes cuestionaron que Panchana, siendo asambleísta de un partido de izquierda, prefiera un bolso Michael Kors comprado en el Imperio en vez de un morral artesanal con la cara del Che, que en La Carolina dejaban hasta en $5 por fiestas de Quito. Cuestionaron también el uso de otros productos capitalistas, como el celular y la ropa, además de su exceso de peso. "¿Por qué no anda en taparrabos, viaja a caballo y toma agua de río como antiderechista que se respeta?", preguntaron con toda razón, augurando una caída del Gobierno por culpa de esa foto. Los medios serios se hicieron eco de esa importante noticia, aseverando que Panchana efectivamente estaba de compras.

Lourdes Tibán
La asambleísta indígena Lourdes Tibán pasó una tarde muy entretenida figureteando en la plaza de toros, donde disfrutó del ancestral arte de torturar a varios toritos que luego murieron a consecuencia de las estocadas. Miles de quiteños descendientes de españoles la aclamaron por asistir al español espectáculo, demostrando que la Pacha Mama es una cosa, y la fiesta es otra. Incluso le dedicaron un toro asesinado y se pudo tomar fotos con los toreros. Aseveró que la crema y nata hispanoquiteña la ve como futura presidenta. Los pelucones presentes demostraron el cambio de época con una invitación a integrarse al Quito Tenis y Golf Club.
No es la primera vez que dirigentes indígenas departen amenamente con la crema y nata de la sociedad quiteña. Hace tiempo una delegación del movimiento indígena se reunió con la Junta Cívica de Guayaquil para planificar una serie de actos socioculturales.

Guillermo Lasso
El banquero y Estadista Guillermo Lasso, emprendedor muy querido por los ecuatorianos y famoso por demostrar que "no necesitas carreteras", anotó un gol tuitero al disfrutar la metrovía y no morir en el intento. "Nadie me metió la mano en los bolsillos", afirmó. La ciudadanía reaccionó positivamente a esa genial iniciativa utilizando los HT #GuillermoLassoEnMetrovia, #tuiteandocomoguillermolasso y #peluconenmetrovia. Algunos elucubraron sobre la posibilidad de que el banquero esté pasando por una crisis de la mediana edad, o planificando abrir "Bancos de la Metrovía" para asegurar publicidad indirecta de cara a las próximas elecciones. No en vano el doctorado honoris causa que le dió su pana Carlos Larreátegui y el lanzamiento de su best seller.
Desconocemos si lo acompañaba su gran amiga y famosa tendera, la señora Tatiana. Aclaro que la señora Tatiana, amiga de Guillermo Lasso, no tiene nada que ver con la señora María, amiga de Mauricio Macri. También es coincidencia el hecho de que Jaime Durán Barba sea asesor de Macri y haya aparecido como asesor de Guillermo Lasso en la anterior campaña presidencial.

Imposible perder

Publicado en revista La Otra
Poseer un medio de comunicación, ser columnista de opinión e incluso tuitear de vez en cuando, pueden dar una sensación de poder difícil de asimilar. Uno cree que puede decir cualquier cosa impunemente. Escribir, por ejemplo, que hay contenedores en la aduana con la nueva moneda del Ecuador, Fulano de Tal es drogadicto y asesino de lesa humanidad, el presidente de la Asamblea es un corrupto que debe ir a la cárcel, o el Mashi ordenó dar un tiro en el pecho a los traidores.

Si alguien reclama, mejor me río. Si insiste, apelo al espíritu de cuerpo para que mi versión prevalezca en la agenda mediática. Si se atreven a tomar medidas legales, saco a relucir el artículo 13 del Pacto de San José, que reconoce el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión. No importa si me dicen que el mismo artículo 13 habla de responsabilidades ulteriores fijadas por la ley, necesarias para asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás. Puedo argumentar que las leyes vigentes van contra la tendencia internacional que despenaliza los delitos de opinión, y pretender que me juzguen con leyes que no existen en este país. Con esa bandera podré desviar el tema y negarme a acatar las leyes vigentes.

No importa que el artículo 11 del Pacto de San José proclame el derecho a la honra y el reconocimiento de la dignidad, y que toda persona tenga derecho a la protección de la ley contra injerencias o ataques. Bastará asumir el rol de víctima y clamar por la libertad de expresión. Mentir si es necesario, y si me descubren, evadir el tema y sacar una nueva mentira.

La mano debe ser más rápida que el ojo. En redes sociales encontraré opositores dispuestos a hacerse eco de cualquier cosa, a aprovechar mi caso para mantenerse vigentes, aunque sea con críticas y tergiversaciones. Alguno dirá que si me meten preso, le cerrarán el twitter a todos, y la espiral de mentiras llegará a otros medios.

Una vez que mi discurso esté posicionado, el cielo es el límite. Si quiero sacar del país a una menor de edad sin autorización de ambos padres y no me dejan, en vez de decir que la ley vigente no lo permite, diré que se trata de una persecución política. Si acuso a alguien de ser ladrón o asesino, jamás reconoceré que se me demanda por un delito tipificado en nuestras leyes vigentes. Diré que el Mashi nos quiere poner una mordaza para que nadie pueda opinar, que me persiguen por defender las libertades y que hay que apoyarme aunque esté equivocado.

Si evado impuestos, destruyo propiedad pública, agredo a policías, o convoco a la gente para que salga armada a defender mis intereses, más le vale al Gobierno dejarme en paz. Las leyes no pararán mis excesos e ilegalidades, y si no me favorecen, encontraré a algún propietario de medio o periodista “independiente” que coincida conmigo y esté dispuesto a linchar mediáticamente a jueces o abogados.

Si nada de eso funciona y la justicia me obliga a responsabilizarme por mis actos, aún podré buscar instancias internacionales, tratar de tumbar al Gobierno, decir que los jueces son corruptos, hacerme el gringo, huir sin considerar a los acomedidos que se metan en líos por apoyarme, aprovechar la popularidad para alguna candidatura… El cielo es el límite incluso para evadir la responsabilidad. Nada de rectificar o asumir la responsabilidad de mis actos, porque si lo hago, los lectores empezarán a sospechar que los periodistas, dueños de medios y articulistas de opinión, no somos intocables.

sábado, diciembre 03, 2011

Los iluminados

Para Martín Pallares el caso Emilio Palacio no debía verse desde lo legal, sino desde su propio concepto de la libertad de expresión. No es de sorprender que algunos pretendan estar por encima de la ley, y a diferencia de Luis A. de Bonald, no crean que para los excesos de la prensa haya un remedio en las leyes.


Tergiversa las causas de un juicio y lo limita a las palabras "nuevo rico" y no a la acusación de aprovechar un cargo en el Gobierno para beneficiarse con contratos gubernamentales, son cosas que a estas alturas debemos esperar por parte de quienes han estado acostumbrados a imponer su verdad. Pretende confundir la libertad de expresión con la irresponsabilidad. La opinión con la injuria. Como si a cuenta de libertades se justificara los evidentes ataques contra el derecho a la honra. Como si estuvieran por encima de la ley por el mero hecho de ser bien o mal pagados para escribir una columna.

A quienes no coinciden con su visión, los llama "paniaguados" y "tristes sastrecitos". Define como "estupidez" el hecho de considerar la posibilidad de asumir una responsabilidad ulterior. Esa pretensión de altura moral resulta chocante si consideramos que poco o nada dijeron cuando enjuiciaron y condenaron a prisión a Peter Tavra por una nota redactada por él, cuyo titular decía "Coyotera detenida se fugó de clínica’".

O mejor aún. ¿Dónde estaban los paladines de la libertad de expresión cuando Guadalupe Mantilla dio su famoso discurso a los periodistas de El Comercio?

Suponiendo que los ecuatorianos no tengan derecho a la honra, y que aquellos que se creen por encima de la ley sean los únicos con altura moral para decidir qué es correcto o no, ¿no deberían cuestionarse a sí mismos por defender lo que está fuera de la ley en vez de asumir la responsabilidad de sus actos?

Otra pregunta: ¿De cuándo acá son la medida de la moral y la ética? ¿Son iluminados que deciden qué y cómo deben creer, decir y hacer los demás?

Basta recordar la actitud de Carlos Jijón con varios colaboradores de La República, a quienes hostigó por no defender a Emilio Palacio en sus mismos términos.
Recientemente increpó a Pablo Garzón por cuestionar durante una charla con Jorge Alvear, y en calidad de lector, el trato que le dio a una noticia. Según esa visión, los que no defienden a rajatabla sus puntos de vista y actitudes, y osan cuestionarlos con argumentos, son gobiernistas.

No importa que, como en el caso de Marcelo Dotti contra varios tuiteros, sea público y notorio que no son afines al régimen. O que como Jorge Alvear, pretendan vender la idea de que son son ellos los objetivos, y los que no coinciden, los mentirosos o engañados.
No faltarán quienes caigan en el falso dilema, o terminen tuiteando a gusto de los iluminados para evitar que los llamen correístas.

Los dilemas que no se plantean los anticorreístas, objetivos, imparciales, no-correístas, o como quieran definirse en una circunstancia determinada, son:

¿Permiten los opositores ejercer su libertad de expresión y de pensamiento a quienes están en desacuerdo con lo que hace el Mashi?
¿Permiten los opositores ejercer su libertad de expresión y de pensamiento a otros opositores?
¿De cuándo acá los opositores, independientes, anticorreístas o neutrales deben defender lo indefendible para no ser catalogado de paniaguados, cómodos, tibios, correístas o cobardes?
¿Existe una posibilidad de diálogo o debate con opositores que insultan, adjetivan y humillan públicamente a quienes no atacan al mashi con la misma vehemencia?
¿Quién les dio a aquellos opositores la potestad de decidir sobre qué, cómo y con quién se debe debatir, opinar o hacer oposición?


¿Será que para desviar el debate sobre lo que planteo en este post se dedican a criticar al Mashi justo por eso?

jueves, diciembre 01, 2011

Marcelo Dotti y el espíritu de la época


Recientemente MarceloDotti evidenció la visión de su tiempo con una serie de desafortunadas declaraciones.

Todo empezó cuando tuiteó que "Licuar el encaje bancario es el proximo zarpazo del gbrno. en su boracidad x dinero. No le va a importar poner en riesgo a los depositantes!". Cuando algunos tuiteros locales le llamaron la atención, pidió disculpas y explicó que tiene un problema motor en la mano y su secretaria le escribe los tuits. La culpó del "gazapo ortografico".

No todos leyeron ese tuit y seguían corrigiendo, hasta que Marcelo Dotti perdió la paciencia. Discutió con Xavoviz, a quien preguntó "ese perro que te simboliza y el tal "tchavi" debajo, no es tu camuflge de Correista?? Correa te da verguenza???". Cuando comentaron su discusión con Xavoviz, habló de "pelagatos Correistas infestando Twitter sin ideas en la cabeza, pero fastidian: ladillas con espuelas!".
A Paola Pullas, que hasta le dio la bienvenida y trató de justificarlo, le dijo "Debes ser tu tan perfecta como Correa. Eres asi sin maquillaje? (...) Si miras bien tu foto-logo tal vez recibas una vision mas objetiva de ti misma". A Sylviazul le dijo "es que te crees Correa?? ...eres la perfeccion andando?? (...) que te Correa sepa pagar tus lamidas como mereces". A jotacelira le dijo "Ja ja ja Leete la disculpa que pido por el gazapo de mi secretaria...pero tranquilo, si te hace feliz corregir al Maestro!".

No conforme con eso, a Uranoecu le dijo "gramatico del Guasmo".

¿Es el verdadero Marcelo Dotti quien maneja esa cuenta de twitter, aunque sea por medio de su secretaria, que comete más de un ortográfico? ¿Será que empieza a supervisarla para no tener que culparla por sus tuits?

Y lo otro, ¿A qué se refería con "gramatico del guasmo"? ¿Se enteró de la dirección de Uranoecu, quien es de allí? ¿Considera que al decir que alguien es "del Guasmo" lo va a denigrar? ¿Qué opina Dotti de la gente del Guasmo? ¿Los gramáticos del Guasmo son diferentes, por ejemplo, a los del Valle de los Chillos?


Dotti fue jefe de campaña por la alcaldía de Rodrigo Paz con la DP y terminó de asesor. Fue diputado en 1994 y criticaba a Febres Cordero, pero se desafilió de la DP en 1995. Se pasó al PSC para apoyar a Nebot y fue constituyente, diputado y parlamentario andino hasta su desafiliación en 2007. En 2004, el dictócrata lo acusó de denunciar a sus compas de la 6 por una cuota política que tenía en el Consejo de Telecomunicaciones (cosa que Dotti negó, por su puesto). Actualmente está en Radio Sucesos.