lunes, abril 18, 2016

Ecuador listo y solidario

Ahora que Ecuador tiene una Secretaría de Gestión de Riesgos, las labores de rescate y ayuda a afectados por el sismo, así como el trabajo coordinado con instancias internacionales, se llevan a cabo de forma centralizada desde el Ecu911 que el Gobierno hizo en Portoviejo.


Las donaciones son canalizadas por el MIES para que lleguen a los ciudadanos y ciudadanas que ya están siendo atendidas en refugios, hospitales y hospitales móviles.Quienes deseen colaborar, pueden inscribirse como voluntarios, realizar donaciones nacionales e internacionales o difundir información útil oficial (así se evitan chismes, malos entendidos y pánico).


Para evitar caer en chismes malintencionados de aquellos que se alimentan del odio al Gobierno y aprovechan cualquier cosa para politizar incluso una tragedia tan terrible como esta, las fuentes oficiales de información son Presidencia y Secretaría de Riesgos. Si no quieren caer en la desinformación, consulten en los medios públicos.

Quienes por odio, aversión al Gobierno pereza, etc., no deseen colaborar con las instancias oficiales que ya están en las labores de rescate, pueden donar sangre a la cruz roja, hacer vaca para comprar ataúdes para las víctimas y/o donar a las otras instancias que, sin coordinar con el Gobierno, están recabando donaciones.



Pueden también enviar mensajes positivos a la gente de Manabí. Rezar, si son creyentes. El apoyo moral también sirve.


Los oportunistas que estén esperando chismes o errores del Gobierno para justificar sus odios en vez de ayudar a nuestros hermanos manabitas, no se preocupen, ya encontrarán alguna excusa para hacer lo que siempre hacen. Esperen sentados, mientras el Gobierno sigue luchando por volver a poner en pie a Manabí con la ayuda de los que sí quieren ayudar. La gran mayoría de ecuatorianos seguimos unidos, aportando en lo que podemos desde cada uno de nuestros espacios y el odio de unos pocos no nos va a bajar la moral, no nos van a robar la esperanza.


Ya habrá tiempo de hacer un análisis de lo que se dijo y de lo que se hizo.
Publicar un comentario