jueves, agosto 15, 2013

¿Es posible extraer petróleo sin destruir Yasuní?

Asamblea aprueba extracción responsable del Yasuní ITT
Con 108 votos a favor, la Asamblea Nacional aprobó la declaración de interés nacional a la explotación de los bloques 31 y 43. La asamblea decidió que se excluya de cualquier acción de extracción la Zona Intangible del Parque Nacional Yasuní, encarga operación a estatal Petroamazonas y ordena consulta previa a comunidades y pueblos. Los recursos petroleros se usarán prioritariamente para beneficiar a los pueblos amazónicos. Habrá monitoreo e información permanente sobre los trabajos realizados. El mismo día, 800 Gobiernos Parroquiales del Ecuador hicieron llegar al Vicepresidente Jorge Glas su respaldo a la decisión, pero tuvieron poca cobertura de la prensa independiente.


Playas de Cuyabeno
El 1 de octubre, Rafael Correa y Jorge Glas inauguraron la comunidad del milenio Playas de Cuyabeno, que beneficia a 392 habitantes. Tiene servicios básicos, internet, cancha de fútbol, centro de salud, coliseo, estación de bomberos, muelles, puertos, mercado, muros de contención, unidad educativa del milenio y un total de 80 casas. El proyecto tuvo un costo de $20 millones, que salieron de las nuevas regalías petroleras que ahora recibe la amazonía.


Carreteras/senderos de 10 metros en el Yasuní
Asambleístas de Pachakutik aparecieron en medios "denunciando" la construcción de carreteras de 10 metros de ancho en el Yasuní. El tema fue aclarado al momento: los senderos tendrán 4 metros de ancho. Los otros 6 metros son para el cableado, tuberías y fibra óptica. Esos 6 metros serán reforestados. Sin embargo, medios como la hora insistieron en manipular el tema y en la misma nota en que aclaraban que los senderos serán de 4 metros, pusieron información tendenciosa sobre el ancho de las carreteras de dos carriles, además de un titular mentiroso que hablaba de senderos de 10 metros.

Mentiras sobre autorización de videos en Yasuní

Hubo otra manipulación fue respecto a la autorización videos realizados en Yasuní. Diego Salgado, juan  carlos solines (CREO), santiago becdach, Héctor Yépez (SUMA), Magaly Orellana (PK), Martha Roldós (RED), César Coronel (MDG), @merlinadelgolfo (ruptura 25), @fatimaquishpedecenas de cuentas opositoras se hicieron eco de noticias mentirosas publicadas en diarios como Hoy, según las cuales, el Gobierno había decidido "controlar" los videos realizados en esa zona.
De ahí, pasaron a mentir, diciendo que había "restricciones", "amenazas" y "censura previa ilegal". La verdad es que desde hace muchos años existe la norma de pedir una copia de los videos realizados, no solo en Yasuní, sino también en los demás parques nacionales. El objetivo es únicamente tenerlos para archivo.
Para evadir el tema, insistir en las mentiras al decir que hay censura y defender las mentiras y especulaciones opositoras, martín pallares dijio que cualquier periodista sí puede ir a filmar en Yellowstone, pero tuvo que admitir que solo puede hacerlo cuando hay breaking news, por ejemplo, un incendio forestal o cualquier caso en el que sea imprescindible hacer cobertura en vivo, no para filmar un documental, como claramente explicó la SECOM. Insistió en especular sobre la censura previa. No habló de los requisitos en tantos parques del mundo, no solo de Estados Unidos (o que esas excepciones en los requerimientos para entrar a Yelowstone son "posibles"), no habló de las aclaraciones sobre las condiciones en Ecuador (que descartan las especulaciones sobre la censura). Tampoco especificó que aún en casos de breaking news, no podrá entrar de improviso.


¿En serio se quiere "exterminar" a los pueblos no contactados en el Yasuní?
Diario hoy calificó de "paradoja" que el Ministerio de justicia negara la presencia de pueblos en aislamiento voluntario. Para eso citó los casos del 5 de marzo  y abril (ocurridos en zona intangible, cerca de Yarentaro y en Dayuno). En la nota, Hoy no aclara que Yarentaro queda fuera del bloque ITTal final de la vía Maxus, en el bloque 16En otra nota, insistió en hablar de dudas sobre veracidad de lo que dijo el Ministro Lenín Lara.

La nueva muletilla  maliciosa opositora con respecto a los pueblos en aislamiento voluntario es que "se los quiere borrar del mapa" o "se niega su existencia", "esto abre la puerta al exterminio". Se refieren a un mapa del ministerio de Ambiente  que data de 2010, que difiere del mapa presentado por el Ministerio de Justicia. Lo que se niega es su ubicación, no su existencia. Al ser pueblos nómadas, las investigaciones y monitoreos realizados por el Ministerio de Justicia indican que no se ha detectado su presencia en la zona donde se extraerá petróleo. Solo se habla de una posible huella (no está confirmada y no se trata de una casa o chacra) al sur del bloque 31, que limita con el bloque 43 (Yasuní ITT) Aquellos que empezaron diciendo que los pueblos en aislamiento voluntario son nómadas, ahora se extrañan de que los pueblos en aislamiento voluntario se hayan desplazado. 

¿En serio los que se oponen a extracción petrolera en yasuní son ecologistas radicales?
La primera reflexión para oponerse a la extracción de petróleo es que cualquier intervención, aunque sea en menos del uno por mil del territorio (unas 190 hectáreas, afirman), es mala. Si vamos a asumir esa lógica radical, no deberíamos usar las carreteras, ya que al año mueren miles de tortugas, armadillos, mariposas y hasta venados que intentan cruzarlas. Si de repente nos ponemos radicales,o deberíamos usar combustibles fósiles subsidiados o al menos deberíamos oponernos a que sean subsidiados. Si nos convertimos en ecologistas cerrados a la explotación petrolera e intervención en la naturaleza, deberíamos oponernos a que continúe toda la extracción petrolera (como proponen los que piden consulta desde el frente de defensa de la amazonía). Deberíamos oponernos a la construcción de puentes y carreteras en el resto del Yasuní y de la Amazonía ecuatoriana. Al menos deberíamos oponernos al crecimiento de la frontera agrícola, ya que esa es la principal amenaza contra la diversidad en la amazonía.

¿Estarían los ecuatorianos de acuerdo con eso? Difícil. Los fashion victims no dejarán de consumir gasolina, plásticos, etc. No dejarán de quemar monigotes por año viejo. Los que se quejaban por los tiburones cuando el Presidente decidió regular la actividad pesquera, nunca dejaron de lado su encebollado o su atún (Que recién ahora tiene su periodo de veda gracias a la nueva regulación). Decir que los animales más escasos son más importantes es ser cruel con los animales que son asesinados por el mero hecho de ser menos escasos.

Cada día, Ecuador pierde 400 hectáreas por tala ilegal y los ecologistas radicales fashion victims no reclaman. En 2013, la deforestación creció un 300% con respecto al año pasado. Los guayacos politiqueros que ahora se oponen a la extracción petrolera eficiente en menos del uno por mil del Yasuní callaron ante el déficit de áreas verdes en Guayaquil, la ciudad de las palmeritas y adoquines de colores. Se cruzaron de brazos ante la contaminación del estero Salado, que gracias al proyecto Guayaquil Ecológico, recién con este Gobierno se está recuperando y rescatando de las empresas y familias que contaminaban impunemente por culpa del exitoso modelo de desarrollo. En este caso, las familias sí fueron desplazadas, pero a lugares en los que tendrán vivienda digna, para que dejen de contaminar el estero.Nada dijeron sobre esos desplazados los neoecoloogistas. Nada dicen.

Si hubiéramos sido ecologistas radicales, debimos oponernos a las camaroneras y exigir que se siembre manglar en ellas.

¿Cuántas marchas hicieron por los pueblos ancestrales desplazados cuando talaron manglar para hacer camaroneras y contaminar? Se habla del 35% y hasta el 70% (254000 hectáreas) y hoy los ex dirigentes camaroneros son los líderes que se oponen a la extracción petrolera del Yasuní. Este Gobierno ha regulado la actividad camaronera, incluso devolviendo a las comunidades la oportunidad de manejarlas. En sectores como Puná, además de darles la concesión de las camaroneras, el Gobierno intervino con infraestructura para beneficiar a las comunidades ancestrales, a las que obviamente, no trataron de asesinar, como en Avatar.

Pañacocha
Pañococha nos da una idea de lo que puede hacer un Gobierno que tiene la intención de extraer petróleo sin arrasar con la pacha mama y beneficiando a las comunidades cercanas.

Según Petroamazonas, las instalaciones ocupan un mínimo de espacio al borde del río y no cuenta con una planta de procesamiento. La tubería o línea de flujo entre Pañacocha y el EPF (Facilidades de Producción Edén) está enterrada hasta llegar al río, donde a través de un paso subfluvial, bajo el río Napo llega a su destino final. Se trata de un diseño que respeta las especies y a los árboles gigantes, que no han sido tocados con la finalidad que sea lo más ecológico posible. Contempla puentes de dosel (las copas de los árboles tienden a unirse) por toda la vía para que las especies puedan movilizarse por los árboles. Además construyeron la comunidad del milenio para beneficiar primeramente a los habitantes del sector. La propuesta es aplicar tecnología de punta en el ITT, con certificación ISO 18000.

¿Por qué meterse en camisa de once varas?
En cuanto a la Iniciativa Yasuní ITT, lo más fácil para Correa habría sido mantener Constitución, leyes y contratos permisivos o incluso hacerlos más permisivos para la explotación petrolera. También habría sido relativamente fácil conseguir respaldo para, mediante consulta popular, explotar el Yasuní desde el principio. Pudo abandonar la iniciativa Yasuní ITT hace tiempo, pero recién lo hizo el 15 de agosto de 2013, poco antes de las elecciones. Lo políticamente lógico habría sido anunciarlo después de elecciones para evitar la campaña en contra. Mejor aún, anunciar que seguirá con el proyecto para asegurarse el respaldo de los ecologistas de twitter. 
Pero finalmente, Rafael Correa dio por terminada la iniciativa Yasuní ITT debido a la falta del apoyo internacional que se pidió desde el principio como condición para dejar el petróleo en tierra. Acá el primer decreto y el segundo (el que aclara que se intervendrá en menos del 1 por mil del parque).

¿Se puede extraer petróleo sin destruir el Yasuní?
Si nos basamos en la forma en que Rafael Correa ha tratado de beneficiar a pueblos ancestrales y recuperar la biodiversidad, ¿Debemos entonces apoyar ciegamente cualquier intento de extraer petróleo de Yasuní? Para nada. Si no se encuentra un sistema para que la comunidad internacional apoye, además de auditar, hacer veeduría a la gestión de Ivonne Baki y exigirle que devuelva la plata gastada en cocteles y figureteo, el Gobierno debe garantizar que no se afectará el Yasuní.

Según el gobierno, la parte afectada representa menos del 1 por mil (originalmente dijo que era menos del 2%) del parque y se tomarán medidas  de control ambiental para mitigar la afectación y realizar una extracción que ni siquiera requiera de construcción de carreteras. Es imposible hablar de "afectación 0". En toda actividad se perderá al menos una brizna de hierba. En cualquier viaje en auto se gastará gasolina y se estrellará algún bichito contra el parabrisas. Dejar el 99,9% del Yasuní intacto permitirá obtener $18000 millones. ¿Quién no estaría dispuesto a ceder una pequeña parte de la sala de su casa para generar recursos que permitirán arreglar el resto de la casa y garantizar la educación y salud de toda la familia?.

Hay quienes piensan que el Yasuní debe quedar intacto. Se oponen a un manejo responsable y a medidas de reducción de daños. ¿Qué actividad humana tiene "afectación 0"?. Puede que las carreteras en el resto de la amazonía o en Manabí no tengan la biodiversidad de Yasuní, pero ¿Eso justifica que allí sí haya afectación?. Por cierto, no harán carreteras en Yasuní.

El Gobierno debe garantizar que en las zonas a intervenirse no haya especies en peligro de extinción, que no va a desaparecer el Parque Nacional Yasuní, que se registre, preserve y cuide las especies endémicas, que los animales del sector serán movilizados y que hasta el último hongo de la zona a intervenirse esté también en otros sectores para que no se pueda hablar de extinción. Las empresas que extraigan el petróleo deberán usar tecnología de punta, por ejemplo, con pozos direccionales y horizontales. Debe haber veedurías para todo el proceso y para las mismas veedurías.

También deberá garantizar que los recursos permitrirán solucionar los principales problemas ambientales del Ecuador: tala indiscriminada, contaminación de los ríos y esteros, alcantarillado sanitario, mal manejo de desechos sólidos. Recordemos que estamos en pleno bono demográfico e invertir en la juventud es urgente. Después de 10 o 20 años será demasiado tarde.

Petroamazonas y el Gobierno deben informar claramente qué se hace, qué se puede hacer y qué se hará en el Yasuní de tal manera que se terminen las especulaciones y desinformación. Por ahora, ni siquiera tienen habilitada la cuenta de twitter y no hay una sección de FAQs sobre el tema en su web. Tampoco es accesible la información de lo que han hecho en Pañacocha. El Ministerio de Ambiente sí está informando de lo que le compete.

Otra acción urgente es iniciar una campaña contundente para acabar con la tala indiscriminada y madereras ilegales. Impedir que los colonos y naciones se vean tentados por el dinero fácil y darles estímulos reales para que preserven y reforesten las zonas afectadas.

En cuanto a los grupos en aislamiento voluntario (suponiendo que realmente sus integrantes estén allí y quieran vivir aislados), deberá garantizar que no va a asesinarlos vilmente... bueno, los que hablan de genocidio, más lo hacen por politiquería. y en base a especulaciones, que de todos modos deben tomarse en cuenta precisamente para que haya transparencia y se terminen esas especulaciones. En todo caso, el Gobierno debe garantizar la vida de esos grupos y su decisión en caso de que,  a diferencia de la gente de  Pañacocha o Puná (beneficiados con obras luego de intervenciones gubernamentales), prefieran seguir viviendo en aislamiento. Otra cosa que debería demostrar contundentemente es que efectivamente no hay presencia de pueblos no contactados en bloques 31 y 43.

¿Puede hacerlo? Si la respuesta es sí, ¿En serio preferimos que no se toque menos del 1 por mil de las plantas que sí haya en otros sectores y que las obras urgentes de Ecuador se demoren 20 años en llegar?

¿En quién confiar?

¿En los mentirosos especuladores que engañan a incautos con el cuento de los tiburones, el areteo y la ley minera?
¿En el Presidente que ha cumplido con lo que ha ofrecido y ha demostrado un verdadero interés en resolver los problemas de las comunidades?

¿Es cierto que los ecuatorianos no respaldan al Gobierno en el tema Yasuní?
Las primeras encuestas sobre la decisión de Rafael Correa de iniciar la explotación en el campo ITT dan un 56% de aprobación y el 32% se opone, según CEDATOS (empresa vinculada a la oposición).  Aparentemente, las expectativas de salir de la pobreza con $52000 millones adicionales y una mínima afectación pesan más que las especulaciones opositoras. Lorena Tapia, Ministra de Ambiente, anunció la creación de una plataforma de participación ciudadana que permita saber todo lo que sucede con el proyecto. Es de esperarse que con eso se termine la desinformación de la #OposiciónTrucha, cuyas incoherencias oportunistas más parecen motivadas por las próximas elecciones que por una verdadera defensa del ambiente y del Ecuador.

La Federación Shuar anunció su respaldo a la explotación responsable. Los Woaoranis pidieron una reunión para informarse de las intenciones del Gobierno y posteriormente varios grupos decidieron dar su respaldoMediante marchas y envío de comunicados, varias organizaciones y alcaldes amazónicos, moradores de Shushufindi, Confederación de Trabajadores del Ecuador, el Parlamento Social de los Pueblos, la Coordinadora de Movimientos Sociales por la Democracia y el Socialismo, FENOCIN y CTE ya se pronunciaron a favor de la extracción petrolera para recibir más recursos para hacer las obras básicas urgentes. Por ahora, no hablan de hacer veedurías. La Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME), la prefectura, varios municipios de Cotopaxi,  Manabí, Esmeraldas y Loja, el Partido Socialista y el Parlamento Andino también se manifestaron a favor. 180 alcaldes se reunieron con Rafael Correa y Jorge Glas para respaldar la extracción responsable. 800 Gobiernos Parroquiales entregaron declaración de apoyo a Jorge Glas.

Walter Spurrier dice que en 10 años podría haber un colapso económico si no se extrae petróleo del Yasuní y Ecuador decide no extraer petróleo del ITT, de todos modos estaría en la necesidad de hacer las obras represadas. Según sus proyecciones, podrían no ser $18000 millones, sino $100000 mil millones, que dejarían unos $70 mil millones para las arcas fiscales en 20 años. Esa cifra da $3500 millones anuales extra.

La juventud comunista del Ecuador lanzó un manifiesto para condicionar el respaldo a que se cumpla con lo ofrecido en cuanto a protección, remediación y buen uso de los recursos.

Las reacciones
Diabluma cuestionó a los oportunistas y además de movilizarse para oponerse, anunció una batería de alternativas económicas para salvar el Yasuní. Otros grupos proponen debates sobre el tema.


Ivonne Baki lamentó el fin de la iniciativa que la había tenido figureteando con el jet set mundial. En medio de lágrimas, se comprometió a seguir apoyando al Yasuní y propuso crear la ciudad del bioconocimiento. Su informe de gastos fue breve, más bien nulo y los medios casi no cuestionaron ese detalle. Hasta ahora, ninguna organización social, ambientalista o política ha anunciado una veeduría a los gastos realizados.

Los afectados por Chevrón pidieron rever el tema.

Que alguien le enseñe a leer al polillorón
En una actitud por lo demás infantil y evidenciando su incapacidad para leer un tuit, el hijo de carlos vera trató de posicionar que el discurso oficial es que sin el YasuníITT no se puede hacer obras.
Con esa premisa, se la pasó hablando de mentiras y demagogia. Le expliqué claramente que el Yasuní ITT permitirá resolver ahora las necesidades urgentes. Es simple. En este momento no hay dinero suficiente para resolver los déficits de áreas verdes o alcantarillado sanitario. Pero si nos llegan $18.292 millones extra, hasta un obcecado como el hijo de carlos vera debería admitir que se podrá adelantar esas obras. Pero no. El muchacho se aferró a su discurso, tratando de posicionar que si nos llegarán $600 millones por año ($1,64 millones por día, para quienes quieran ningunear aún más esa cifra), es la única cantidad que se podrá gastar durante el año. Si el mundo funcionara así, la gente tendría que esperar a tener todo el dinero para comprarse una casa, pero existe el crédito. Si Ecuador tiene $18000 millones extra, podrá financiar ahora las obras que se necesitan  de urgencia. Y si en vez de $18000 millones extra, son $52 mil millones extra ($2363,63 millones anuales) o  $70000 millones extra ($3500 millones anuales), estamos hablando de muchas más obras.

Por cierto, cuando digo ahora, no me refiero a que en este preciso instante va a estar hecho el sistema de alcantarillado, me refiero a que en cuanto empiece la extracción petrolera en Yasuní se podrá empezar los procesos. El hijo de carlos vera citó los bloques 14, 17 (Entregadas a Encana en época de Mahuad luego vendidos a Andes petroleum), 16 (otorgado a Repsol en época de Noboa), y 31 (entregado a Petrobrás en tiempos de Durán ballén). No aclaró ese detalle.

"Si me llega una herencia, me gano el lotto, me llegan más contratos de los esperados o me entero de que hay un cofre con dinero en el patio de mi casa, no debo usar el dinero para los arreglos pendientes en mi casa, invertir en la salud de mi familia o sembrar un par de árboles en el patio. Si de todos modos haré esos gastos algún día con mi presupuesto actual, no vale la pena adelantar todas esas inversiones y mi familia debe seguir con sus carencias aunque el dinero esté allí. En todo caso, voy a reducir gastos, pero no tocaré ese dinero..." ¿Quién en su sano juicio haría eso?

Martha Roldós acusó al Gobierno de genocidio por la explotación del Yasuní. ¿Alguien le cree que Petroamazonas asesinará a los habitantes del sector  cuando intervenga en menos del 1 por mil del parque?. Gente como Carlos Vera le sigue el discurso. El Ministro de Justicia Lenín Lara citó un informe, según el cual, "no hay en el bloque ITT presencia de pueblos no contactados y ni siquiera es una zona de tránsito". Especificó que se refería al Bloque ITT, no al parque Yasuní, como maliciosamente dijo El Universo. Posteriormente dijo que el Ministerio de Justicia podría pedir la suspensión de la explotación petrolera si se determina que se afecta a los pueblos en aislamiento voluntario. El exministro Wilson Pástor indicó que si se encuentra pueblos en aislamiento voluntario, se aplicará los protocolos del caso. Asambleístas de PAIS también resaltaron el tema y están de acuerdo en suspender actividades si se encuentra pueblos en aislamiento voluntario.

janeth hinostroza se dedicó a atacar a quienes apoyaron la nueva Constitución y apoyan al Gobierno, tergiversando el contenido de los capítulos 71, 72, 73 y 74. El Art. 74 dice claramente que "Las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades tendrán  derecho a beneficiarse del ambiente y de las riquezas naturales que les  permitan el buen vivir". Como era de esperarse, no cuestionó a los opositores que recién ahora se disfrazan de ecologistas.

Roque Sevilla dijo que la extracción petrolera en Yasuní es para justificar la Refinería del Pacífico, pero el Vicepresidente Jorge Glas aclaró que ya cambió el contrato de la refinería y su capacidad pasó de 300 mil a 200 mil barriles y que el petróleo del Yasuní no está considerado para la refinería.

Alemania dijo que iba a revisar el apoyo que dio para el Yasuní (no a la iniciativa Yasuní ITT). El presidente decidió rechazar unilateralmente la ayuda y devolver todo el dinero recibido, aunque luego se supo que nunca depositaron el dinero que habían ofrecido. Italia decidió mantener el respaldo.

Alberto Acosta fue uno de los mayores opositores a la decisión presidencial. El Secretario de Comunicación Fernando Alvarado publicó un convenio firmado por Acosta para realizar los estudios requeridos para varios proyectos petroleros, incluido el bloque ITT. La respuesta del ex candidato a presidente fue floja: dijo que el convenio era solo para estudios. Como si hacer los estudios requeridos para la ejecución del bloque ITT (y otros más) no implicara voluntad para realizar una posterior explotación.


Se dice que es imposible afectar menos del 1 por mil del Parque Nacional Yasuní si ya se ha venido explotando toda la parte norte del mismo, pero Petroamazonas no tendrá por qué hacerse responsable de lo que hayan hecho otros. Si el argumento es que ya hay más del 0,1% de intervención en Yasuní, ¿por qué no llamaron antes a consulta para evitar que se lo haga? Si lo que se hace en una pequeña parte afecta al resto, ¿Por qué no piden consulta para  evitar extracción petrolera en toda la amazonía ecuatoriana?

Basados en las últimas decisiones  enmarcadas en la política permanente de eliminar gastos y ser eficientes, otro argumento opositor es que el Mashi quiere explotar el Yasuní porque no tiene plata. Esa lógica evidencia la envidia y desesperación de la oposición trucha, que no quiere que el Gobierno haga más obras. Sabemos que Ecuador tiene déficit de áreas verdes, alcantarillado sanitario, escuelas, hospitales, agua potable y sistemas eficientes de manejo de desechos sólidos. Con los recursos actuales, tomaría décadas, pero el Gobierno considera que la lucha contra la pobreza es impostergable. El Gobierno hará 200 ciudades del milenio en la amazonía.


Oportunismo politiquero
Guillermo Lasso, César Monge, Juan Carlos Solines, Mauricio Rodas están de acuerdo en no explotar el Yasuní. Es comprensible su oportunismo. Necesitan apañar los votos de la gente que no cree en ellos por representar a la banca, los gremios camaroneros y el afán de figureteo. Esa gente quiere que el Estado no haga obras. Creen que la empresa privada debe atender temas de salud y educación para las personas que puedan pagarlo y darán a modo de caridad a los que no puedan. Quienes se crean ese cuento, vean Sicko. evidenciando su desconocimiento constitucional, mae montaño llegó a decir que los ingresos petroleros eran para pagar burocracia.



¿Respaldaron la iniciativa Yasuní ITT los que ahora se quejan? ¿Con cuánto aportaron?¿Hicieron al menos activismo en redes sociales cuando se necesitaba el aporte de todos para lograr conciencia y respaldo internacional?

Que cada cual haga memoria.

Olvidando sus anteriores fracasos electorales, los activistas radicales y opositores piden una Consulta Popular sobre el tema Yasuní y pretenden liderar o participar en la recolección de firmas. Incluso Pachakutik pide revocatoria de mandato y se quejan de que otros grupos politicen el tema. al Presidente Rafael Correa. Tal vez piensan que el apoyo al proyecto Yasuní en las últimas encuestas no se podrá revertir si el presidente empieza a explicar las falacias opositoras o a explicar el uso que se dará a los $18.292 millones extra que se espera invertir. Por lo pronto, Rafael Correa ha aceptado el reto y espera que reúna las  firmas aquellos que quieren consulta popular.
Los últimos procesos han sido figureteo opositor y triunfos del mashi. Es previsible que su estrategia de campaña sea decir que quiere seguir haciendo obras para los más pobres.

Estrategia: especular
Dar largas al asunto ha dado a la #OposiciónTrucha la oportunidad de saltar cada tantos meses con la bandera ecologista, extractivista o la que sea que consideren que pueda afectar al Gobierno. No importa la decisión tomada, así como hicieron con las especulaciones sobre los tiburones, el areteo, la ley minera, y montón de temas en los que el tiempo le ha dado la razón al Gobierno, saldrán con cualquier queja porque simplemente, no hay calilla que les ajuste. Esa estrategia funciona en el corto plazo, pero la #OposiciónTrucha parece no entender que al sábado siguiente se aclaran las mentiras y el Presidente no solo gana, sino que además queda más legitimado para tomar cualquier decisión.

Manipulación mediática
Olvidando los anteriores fracasos electorales, la prensa se ha dedicado a acolitar la campaña a favor de la consulta por el Yasuní y la campaña en contra del Gobierno con una manipulación mediática que raya en el ridículo, "frases célebres" ecologistas, generalizaciones, omisiones y tergiversaciones sobre el reglamento para quienes hacen videos en la zona. Básicamente, tratan de hacer parecer que la oposición es mayor y deslegitimar a quienes respaldan al presidente. No siempre especifican la cantidad de personas que participa debido a que son pocos (los mismos a quienes ignoraron cuando trataban de detener las corridas de toros en Guayaquil).

También se han dedicado a promover a los líderes oportunistas opositores con perfiles y "testimonios" en los que omiten las incoherencias y actos cometidos por ellos, que incluye la defensa de lavadoras contaminantes y la depredación del manglar.

Eliminación de periódicos en versión impresa
En respuesta al oportunismo ecologista de los medios, Rafael Correa propuso la eliminación de versiones en papel de medios de comunicación.
Aunque algunos traten de descontextualizar, se trata de una propuesta cuyo objetivo es ponerlos en evidencia, pero si pone esa pregunta en una eventual consulta popular, por ahora mi decisión es oponerme por cinco motivos:
1.- El papel es importado y en general la industria papelera forma parte de un proceso que incluye la reforestación.
2- El costo económico para canillitas y demás negocios vinculados a la venta de periódicos.
3.- Creo que las hemerotecas son necesarias. Creo en el papel.
4.- Para algunos medios será más fácil manipular la verdad a conveniencia y "arreglarla" luego. Diario La Hora y otros medios lo han hecho con sus versiones digitales.
5.- Circular solamente en versión digital implica quedar´fuera de la ley de comunicación vigente.

10 opciones para no tocar el Yasuní
El Comercio llegó a hacer una serie de propuestas neoliberales y sin rigor económico, con las que no es factible salvar al Yasuní y más bien se podría perjudicar a los más pobres. En un análisis sobre los grupos a favor y en contra de la extracción petrolera en Yasuní, El Comercio  omitió a dirigentes de los grupos políticos de siempre y a quienes han puesto la violencia en las protestas.
Publicar un comentario