miércoles, septiembre 08, 2010

Analizando nota de Vanguardia


Según Vanguardia, Rafael Correa quería que Carlos vera y Jorge Ortíz dejaran la televisión. Y lo logró.
En primer lugar, Rafael Correa no es el único que quería que esos individuos dejaran la televisión. Somos miles de ecuatorianos que condenamos, rechazamos, y deploramos el mal uso y abuso de esos personajes hacen de la televisión con el objetivo de sesgar, de manipular la opinión pública. Aún quienes se oponen al Gobierno deben reconocer este hecho.

Según Vanguardia es un triunfo en su afán de homogeneizar la opinión.
¿Qué quiere decir Vanguardia? ¿Qué fue Correa el que los sacó de la televisión? ¿Qué no cayeron por su propio peso? ¿Que no les estaba saliendo el tiro por la culata, provocando que los canales pierdan credibilidad por culpa de un individuo?

Según Vanguardia, la salida de Vera, Jortíz, Fernando Aguayo, y Andrés Carrión, es la desbandada más visible, pero no la única, que se está produciendo en la televisión bajo el gobierno de la Revolución Ciudadana
¿Debemos entender que es el Gobierno el que provocó esta desbandada, o están descontextualizando los hechos? Veamos

Según Vanguardia, Carlos Vera salió de la tv luego de un mano a mano con el Gobierno.

En realidad lo barajaron por no dar el constitucional derecho a la réplica a una funcionaria. El mano a mano de Carlos vera fue con la Constitución y la ética de Ecuavisa. Eso sin considerar los líos legales que habría tenido que afrontar Ecuavisa por irrespetar los derechos de los ciudadanos.

Según Vanguardia, Jorge Ortíz se va para que Fidel Egas pueda vender Teleamazonas
¿Acaso se la va a vender al Gobierno? ¿o al Estado? Si un inversionista quiere comprar Teleamazonas, la comprará, para hacer luego los cambios que le de la gana. Decir que JOrtiz es parte de Teleamazonas, como si se tratara de un edificio o vehículo, es olvidar que siempre hay la posibilidad de despedir a un empleado que abusa del espacio que se le da para hacer cosas que pueden estar fuera de la ley, e incluso, de la constitución.

De Fernando Aguayo, Vanguardia dice que se fue cuando su canal fue incautado
¿Insinúan que salió también por orden de Correa? ¿Poner eso no es descontextualizar la información?

Vanguardia admite que Carrión no sale por la presión política, sino por la crónica roja, que da más rating.
El gore da rating, y entre eso y el entrevistador, parece que le apostaron al rating.

Según vanguardia, Marcel Rivas dijo que el formato de entrevistas va perdiendo más piso, más espacio en la televisión y los noticieros tienen que ser más populares, más abiertos a la crónica roja.
¿Entonces por qué no llegan a la conclusión de que la salida de los presentadores es una desbandada que se produce porque nadie los ve, posiblemente porque nadie les cree, o porque sencillamente prefieren ver más gore?

Según Vanguardia, el régimen se dio por tarea conseguir algunas cabezas. Y las cortó, con sus campañas sistemáticas e insultos

¿Y la opinión pública qué? ¿Acaso no habían perdido credibilidad Vera y JOrtíz? ¿No podría ser ese un factor digno de tomarse en cuenta en el análisis tan profundo de vanguardia?

Vanguardia defiende a JOrtiz argumentando que ha atacado a todos los Gobiernos, y que a diferencia de Ehlers, no ha dado el salto a la arena política
¿No ha sido en este Gobierno que JOrtiz perdió la poca credibilidad que tenía, con su falta de profesionalismo (más allá de la forma en que obtuvo el título), y su desfachatez a la hora de tratar de poner palabras en la boca, o de simplemente ignorar el criterio de los entrevistados para tratar de imponer su opinión sobre la de ellos? ¿Acaso el hecho de optar por una candidatura es la única forma de hacer activismo político?

Según Vanguardia, Vera y JOrtiz representan el debate de ideas, la interpretación noticiosa, y la fiscalización al poder
Juas

Según Vanguardia, Correa quería la cabeza de JOrtiz, y sus tácticas dieron resultado al punto que el periodista se autosensuró
Aún sin considerar el hecho de que Correa no es el único que quería a JOrtiz fuera de la televisión, ¿Insinúa Vanguardia que JOrtiz decidió darle el gusto a Correa?

Según Vanguardia, Teleamazonas ya había entendido lo que quería el poder, y por eso le hizo cambios a la programación del JOrtiz
¿No será que Teleamazonas se dio cuenta de que perdía rating y credibilidad (que no es lo mismo), y quería exponerlo menos para que no les haga la grande ante los televidentes?

Según Vanguardia, JOrtiz era la voz más independiente que quedaba en la televisión

¿No era acaso el más dependiente, tanto de los intereses de los dueños del canal, como de su propio hígado?

Según Vanguardia, Marcel Rivas opina que “tratar de dar gusto a un gobierno, simple y llanamente muestra dónde está el interés del propietario”, y que él nunca tuvo que sacrificar a una persona a cambio de otros intereses.
¿Acaso Andrés Carrión no salió porque le chocaba el espacio que había ganado la crónica roja en canal 1? ¿No lo sacrificó por cuestiones de rating?

Según Vanguardia, la salida de periodistas deja interrogantes sobre la viabilidad del pluralismo periodístico en este gobierno
¿Acaso esos periodistas representaban o viabilizaban el pluralismo? ¿Acaso no salieron por resultar chocantes sus actitudes? ¿No se la pasaban tratando de imponer sus puntos de vista, ignorando la opinión de los entrevistados, y tergiversando los hechos? Por otro lado, ¿acaso es este gobierno el que sacó a los periodistas? ¿no salieron por decisiones personales, por no respetar la constitución, o porque su falta de credibilidad ponía en peligro la credibilidad del canal?
Publicar un comentario en la entrada