domingo, mayo 21, 2017

"Compromiso social": el nuevo Avanza

No se sorprendan si la oposición pasó del Golpe blando a destruir al Gobierno desde adentro. Y su puerta es "Compromiso Social".

 

Extender la mano a otros grupos políticos ha sido políticamente beneficioso para esos grupos y perjudicial para el Gobierno. Basta recordar los casos de los sepultados Ruptura 25, PC y Avanza. Muchos aprovecharon su presencia en el Gobierno para armar sus estructuras con gente que entró por cuestiones laborales más que ideológicas.

Pero al menos esos grupos pretendían tener una ideología y sus propuestas. Su rumbo ideológico se perdió más bien cuando se fueron y se aliaron o le hicieron el juego a la derecha, cuando defendieron propuestas totalmente alejadas de los principios ideológicos en los que supuestamente creían.

Pero el caso de "Compromiso social" es peor. Se trata de un grupo político de esos que se conforman con base en consideraciones marketeras más que ideológicas. De hecho, se jactan de no tener ideología y la subestiman. Ya en las elecciones pasadas trataron de posicionar el discurso neoliberal de que las ideologías son cosa del pasado. Su líder incluso propuso un debate sobre la pena de muerte y al anunciarse que iba a dirigir el MIES, trascendió que iba a incorporar a su equipo a ex aliados de Lasso, incluso uno que gerencia discotecas. Sí, un gerente de discotecas ocupando un alto cargo en el MIES.

Y el problema no es solamente que su oficio sea ese, sino que se opuso al Gobierno electo. Como esa gente no tiene sangre en la cara, justificará como sea su incoherencia ideológica con tal de infiltrarse y desde adentro, cumplir con ay meta de "sacar al correísmo de este país". 

Ya es malo que le quiten espacios a la militancia de PAIS que durante diez años se ha esforzado por defender el proceso de los ataques permanentes de los opositores que querían tumbar al Gobierno con base en mentiras y se dedicaban a insultar a diario al Presidente Rafael Correa. Peor es darle esos espacios a la gente que se dedicaba a atacar al Gobierno.

Iván Espinel (Que en campaña dijo que su apoyo no estaba supeditado a retribuciones posteriores) se toma el discurso de Lenin Moreno de "mano extendida" para fortalecer su partido con gente salida de Avanza, CREO SUMA y más grupos opositores, muchos de los cuales seguramente aspiran infiltrarse en el Gobierno y tendrán la oportunidad de minar el proceso desde adentro.

¿Quién va a defender el proceso de los ataques opositores? ¿Cómo esperan que se defienda al Gobierno si los ataques surgen del propio Gobierno?

¿Por qué un Gobierno de izquierda le da el manejo del área social a alguien que propone olvidar las ideologías?

¿Cuál es el rol de Alianza PAIS en la designación del nuevo Gobierno? ¿Por qué el Director Nacional de Alianza PAÍS le da a "Compromiso Social" la oportunidad de fortalecerse a poco tiempo de un proceso electoral?


¿Acaso no se aprendió nada de lo que pasó con los "aliados" del pasado? Hay que ser ingenuo para creer que un grupo político integrado por opositores que se cambiaron de camiseta por mero oportunismo va a ser leal a un proceso en el que no cree, a una ideología que, dice, es cosa del pasado.

¿Qué peso tiene la ideología en la designación de las personas que deben implementar lass medidas para fortalecer y garantizar la visión de iquierda que eligió la mayoría de los votantes?


Mientras Ecuador no tenga verdaderos procesos de formación ideológica de las bases de las organizaciones políticas y se las siga utilizando solamente para movilizaciones y campaña electoral, es difícil pensar que habrá un verdadero cambio.

Pero la pregunta principal es ¿En serio la dirigencia no se da cuenta del riesgo que corre la Revolución Ciudadana con esas designaciones?
Publicar un comentario