viernes, junio 10, 2011

Asesinatos en tv

Estábamos merendando con la tv encendida. De pronto aparece un grupo de soldados en algún lugar de Pakistán. Uno de ellos apunta a un civil hasta que lo tiene en la mira. La Ile dice "¡lo van a matar!". En eso el soldado dispara y el civil cae al piso. Esa es la noticia. La Ile, asustada, pega un salto y empieza a insultar al noticiero de Ecuavisa por pasar esa escena.
Si a ella, que gusta del cine gore y los zombies le conmocionó tanto esa escena, ¿cómo se habrán puesto los niños y niñas cuyos padres estaban haciendo otra cosa en ese momento? ¿Cómo se habrán puesto otras personas mayores de edad que merendaban plácidamente y de repente tuvieron que bancarse la muerte de un desconocido?

Buscando en internet, me enteré de que el civil no murió en ese momento porque le habían dado en el muslo. Murió después desangrado y la noticia era en realidad sobre cómo lo dejaron morir y que se trató de un asesinato extrajudicial. ¿Era necesario transmitir el momento del disparo para que los televidentes nos pusiéramos a pensar al respecto? No creo, aún si hubieran contextualizado más el asunto. Me pregunto si los que vieron esa escena anoche simplemente se espantaron o pensaron en la importancia de un proceso antes de condenar a muerte a un choro.

El día anterior transmitieron otro asesinato, ocurrido en Ecuador y acompañado de una "advertencia" para que la gente cambie de canal o cierre los ojitos si no quería ver esa cruda escena. Posteriormente, hicieron una especie de crítica de lo violenta que es una sociedad. Esa lavada de manos de Ecuavisa me recordó a Natural Born killeers.

Algunos defensores de las #BestiasSalvajes dirán que si no nos gusta, somos libres de cambiar de canal o apagar la tv, pero ayer pasó eso, el control remoto no estaba a la mano y no hubo tiempo de cambiar de canal. En otro hogar, mientras los niños miraban la escena, la mamá estaba buscando una cola en la refri y el papá leía el periódico. Lo más fácil para los noticieros es pasarle la responsabilidad a los padres y culparlos a ellos en caso de que algún menor vea esas escenas perturbadoras. Otros despistados dicen que no es culpa si hay niños viendo tv a altas horas de la noche. Pero ya en serio, ¿Cuántos niños están dormidos a las 20:30?.

Más allá de que la ley nos protege de imágenes violentas y de que hacen un uso irresponsable de las frecuencias públicas, creo que los noticieros, particularmente el de Ecuavisa, están abusando del uso de muertes. Me pregunto si, en caso de ser asesinado, a Alfonso Espinoza de los Monteros le gustaría que su familia y amigos tengan que ver una y otra vez la escena en todos los noticieros.

Algunos dicen que en el cine pasan escenas peores, pero olvidan que hasta los más bocabiertas pueden diferenciar entre una escena con actores que en realidad no se mueren, y otra en la que ejecutan o asesinan a juan piguave.

Por otro lado, por más insensibles que seamos, no tenemos por qué aguantar que día a día transmitan asesinatos que son la noticia por el mero hecho de haber sido captados por una cámara. ¿En qué aporta saber que el algún lugar de Asia asesinaron a un individuo? Ni siquiera contextualizaron el hecho, solo dicen que por allá o en México, a la gente la matan y la televisión está allí para transmitirlo.


Actualización:
Son las 14:30 y CN Plus noticias acaba de pasar la escena del asesinado en Pakistán. Antes lo hizo Canal 1. Si llegan a sancionar a uno por eso, deben sancionar a todos, aunque CN Plus haya contextualizado la noticia.

No había leído sobre la entrevista a Fernando Alvarado: “Es muy grave y un irrespeto a los televidentes del Ecuador. Estas imágenes son una pornografía de la muerte que no debieron ser televisadas o reproducidas nunca en un horario del mediodía porque pudieron haber sido vistas por niños” (...) El artículo 46 número 7 de la Constitución de la República dispone al Estado, adopte las medidas necesarias que aseguren a las niñas, niños y adolescentes, protección frente a la influencia de programas o mensajes, difundidos a través de cualquier medio, que promuevan la violencia. En el mismo sentido, el artículo 48, literal e del Reglamento General a la Ley de Radiodifusión y Televisión, promulgado el 17 de enero de 1996, ordena que la programación de las estaciones de radio y televisión debe ser apta para todo público, desde las 06h00 hasta las 21h00, evitando en este período de tiempo escenas o imágenes de violencia, crueldad, actos sexuales explícitos o de promiscuidad.
Publicar un comentario