miércoles, agosto 17, 2011

el apocalipsis de las tarifas eléctricas

El alza de los valores de las tarifas eléctricas ha sido letal para la economía ecuatoriana, se especula que miles de personas pasarán a la extrema pobreza y se perderán decenas de miles de empleo. Casi toda la población se ha visto afectada por esta medida.
No, mentira, la verdad es que la eliminación del subsidio a las personas que consumen en exceso apenas afecta al 2% de la población, que ya empezó a consumir menos. Por ejemplo, en Guayaquil, los usuarios que consumían más de 500 kilovatios/hora por mes pasaron de 43000 a 26000 (y es de esperarse que la cifra siga bajando). Hay un cuadro de clientes con mayor consumo eléctrico por provincias.

El subsidio eléctrico permitía a las personas con más recursos beneficiarse con centenares, a veces miles de dólares mensualmente. Irónicamente, muchos de los beneficiados con ese subsidio criticaban beneficios como el bono de desarrollo, cuyos $35 mensuales no son nada en comparación con lo que recibían los que más dinero tienen y más energía subsidiada gastaban en el país. El Asambleísta Abdalá Bucaram Pulley trató inclusive de detener esta medida con una acción de protección, aseverando que la medida afectaba a todo el territorio ecuatoriano. Posteriormente habló de interponer denuncias en la defensoría del pueblo y juicio político al ministro Esteban Albornoz.

Hay que recalcar que la eliminación del subsidio se dio al consumo doméstico. Ecuador, con $60,8 por MW/h. tiene la segunda tarifa más baja de la región.

Perfiles de Opinión realizó una encuesta cuyos resultados evidenciaban el temor con respecto al subsidio.
¿Qué dicen ahora los profetas del apocalipsis? ¿qué opinan de ellos las personas que fueron engañadas y terminaron defendiendo los intereses de aquellos que han desperdiciado miles de dólares de todos los ecuatorianos en alumbrado de canchas y más?

Al final, los grandes perjudicados por el tema de la eliminación parcial del subsidio eléctrico son los mentirosos que auguraban el hundimiento del país.

Y luego no se explican por qué pierden en las urnas.
Publicar un comentario