viernes, mayo 22, 2015

La Pantera Rosa, Carlos Vera y la gente que aún le cree


Como si hubiera perdido poca credibilidad, Carlos Vera lanzó la mentira de la semana: que Supercom sancionó a Canal 1 con $20000 por la excesiva violencia en La Pantera Rosa. Según Vera, la multa se dio hace 3 semanas, la fuente es Jorge Kronfle, es a Kronfle a quien hay que pedirle confirmación de la "noticia" (hasta la fecha de publicación de este post, no hubo mención sobre este tema en la cuenta de twitter de Canal Uno), el canal apelará, y finalmente, la SUPERCOM reculó en su decisión tomada hace 3 semanas. Sobre la falta de verificación de la noticia, no tuiteó.

Canal Uno ya negó la versión de Carlos Verá.

Como ya es costumbre, los odiadores y opositores de siempre se hicieron eco de la noticia y convirtieron el tema en tendencia. Además, varias personas que apoyan la Revolución Ciudadana se pusieron en contra, pero sin tomar en consideración la fuente: un politiquero que ya tiene poco que perder.


La ex relatora de libertad de expresión de la OEA repitió la mentira. Por ignorancia o mala fe, llegó a decir que fue el Gobierno ecuatoriano el que rectificó (En realidad, el Gobierno no tuvo nada que ver en el tema: una mentira de Carlos Vera sobre la Superintendencia de Comunicación y Canal Uno). Botero metió el caso CrudoEcuador para desviar el tema y cuando ya no pudo tapar su mentira, en vez de rectificar, simplemente dijo alegrarse de lo que había pasado.

La recién retornada cuenta @lolacienfuegos repitió la noticia e incluso promovió un hashtag pidiendo la renuncia de Carlos Ochoa, ya que, a su criterio, le hacía daño a Rafael Correa. Luego empezó a mencionar una nota de diario Expreso en la que se aludía a un informe en que Carlos Ochoa cuestionaba la violencia en La Pantera Rosa. Coincidiendo con una penosa estrategia opositora, @lolacienfuegos inició una campaña para que sea Ochoa el que demuestre la existencia y veracidad de ese informe y trató de posicionar la existencia de dicho informe como el punto importante del caso "Pantera Rosa". Cambiar de tema para no tener que seguir hablando del tema en que se equivocaron.

El trabajo del Superintendente de Comunicación no es hacer quedar bien o mal al Presidente. Su función está dada en la Ley y la Constitución y debe ceñirse a eso, más allá de que coincida o no con el proceso político vigente. Las cuentas las debe rendir ante la ciudadanía. La aclaración de Carlos Ochoa llegó y fue recogida por los medios de comunicación.

La respuesta inicial de quienes difundieron la mentira es la que cabía esperar. ¿Cuántos más saldrán con el cuento de que "era una mentira creíble"? ¿Acaso está bien repetir una mentira y luego hacer como si no hubiera pasado nada solo por el hecho de que la mentira era "creíble"? En su incapacidad por aceptar que repitieron mentiras, lo único que les queda a los odiadores y opositores de siempre es justificarse con ese argumento y buscar otra trinchera desde la cual seguir lanzando su odio. Ese es el nivel de la #OposiciónTrucha.


Pero el problema no es ese. Es poco o nada lo que se puede esperar de la #OposiciónTrucha a estas alturas. El problema es empezar a creer y difundir lo que dice esa gente cuyo odio, mentiras y tergiversaciones son lo habitual. Si así empiezan los compas revolucionarios, terminarán participando en los montajes de los yasunidos o acompañando a lasso en sus campañas.

Por otro lado, una cosa es leer a un Carlos Vera decir cualquier cosa e ignorarlo, pero otra, es leer, por ejemplo, a @lolacienfuegos y creerle esperando que haya tenido una mejor fuente. Si el Superintendente les cae bien o mal, es otro asunto. Si se sigue la moda opositora de repetir mentiras y tergiversaciones, los que ganan son ellos, porque toda la tuitosfera se habrá convertido en una cloaca.


Por eso es que no surge una oposición seria en Ecuador. Los que están, copan todos los espacios masivos de opinión en prensa y se dedican a lanzar su odio, tergiversaciones y mentiras, cada vez con más virulencia. Es lamentable la falta de referentes opositores y que tengan que justificarse entre sí con algún chiste o con más acusaciones. Lo que sea con tal de no mirarse en el espejo de su mediocridad.

No se trata de defender o no a Carlos Ochoa, de si les cae bien o mal, de que quieran que lo reemplace alguien que les caiga mejor o peor. Se trata de tener mejores fuentes a la hora de acusar y sobre todo, de admitir el error en vez de utilizar las viejas tácticas de la #OposiciónTrucha para insistir en lo mismo.
Publicar un comentario