martes, enero 10, 2017

Autorretrato

Soy ojón, tengo un par de lunares en la cara y cuido muy poco mi apariencia física. A veces tengo panza. Cuando me pongo nervioso, mis labios forman un pico que me delata a kilómetros. Soy pésimo para recordar rostros. No me gustan las multitudes ni estar con gente desconocida. No es pedantería, soy huraño nomás. Soy más gracioso de lo que parezco y mucho menos entretenido de lo que piensan quienes solo me han leído.

Soy agnóstico apático. Escribo porque no puedo evitarlo. La poesía me persigue, pero usualmente, yo soy más rápido. No me interesan la fama, la trascendencia ni el dinero, a no ser que los obtenga sin ningún esfuerzo.

Si algo no me interesa a primera vista, difícilmente me interesará después. A veces me embalo con algún tema hasta llegar al punto del frikismo. Luego me aburro y vuelvo a empezar desde cero con otra cosa.

Hay quienes piensan que tengo suerte con las mujeres y sí, la tengo. Y sí, esa suerte, es inmerecida. He amado y más de la cuenta, pero mi amor eterno dura poco. Soy cinta negra en relaciones complicadas.
Publicar un comentario