martes, julio 17, 2007

Un mohíno en la Feria Internacional del Libro


Como es de dominio público, el fin de semana presentamos los dos últimos libros de la Casa de la Cultura del Terruñito: “Nadie es profeta, digo, poeta en su tierra”, y la antología del I Festival de Poesía Joven Ecuatoriana “Naranjal 2007”.

Como era de esperarse, todo fue improvisado. Rossy se enteró de que era la anfitriona apenas un par de minutos antes del magno evento. El megadiscurso del augusto lo hizo acreedor a una de las botellas de vino que me dio la marce (que por cierto, ya tiene asegurado su lugar en el paraíso), y mientras don Roberto decía unas palabras deseando salud y que la musa me acompañe, yo concluí mi megadiscurso. El local estuvo lleno a reventar el sábado, a pesar de que olvidé enviar las invitaciones.

El domingo, cuando presentamos la antología, no hubo tanto público, pero qué le vamos a hacer. Hubo desmanes en la entrada, ya que todo el mundo quería asistir al megarecital, pero finalmente, sólo se permitió la presencia de unas 400 almas (incluso famosas bloggers). Los poetas presentes se preguntaban de dónde había salido tanta fanaticada, e incluso, la ana gamin, pa sacarse el clavo, preguntó si todos los presentes eran del terruñito.

Al final, augusto anunció que por esa noche, el autor de este blog iba a firmar autógrafos grateche, así que todo el mundo fue para asegurar la universidad de su prole. Se dice que firmé más autógrafos que los pelados del highschoolmusical criollo, quienes tuvieron el segundo lugar en audiencia en esta feria.

Para sorpresa de muchos, el stand más exitoso de la feria del libro fue el de una empresa de televisión. Así es, Ecuarisa coló a los peladitos del highschoolmusical criollo en el evento. Eso no es malo, ya que mucha gente y periodistas (no los clasifico como “gente” por razones presidenciales) fue a la feria por la novelería y para buscarle el lado farandulero al asunto.

Se dice que es por eso que no se promovió tanto a los escritores de verdad, pero la verdad es que la literatura, la poesía, y cualquier cosa que se le quiera parecer, no generan ranking, y en tv o medios como el mayor diario nacional, eso es lo que vale. Si no, ¿cómo explicar la casi ausencia de espacios culturales, como el que hubo hace siglos en el “paratodos”?
(foto: José Núñez el Arco)
Lo bueno de la feria es que constituye un espacio para presentar libros como “harry el sucio”. Para convocar nerds, se les ocurrió organizar un concurso que finalmente fue ganado por una fanática que se sabía el número de seguro social del abuelito de la mujer más billeteada de Inglaterra. Traté de convencerla de que me regalara el libro, ya que seguramente lo tenía. Ella me contestó que en efecto, tenía versiones en inglés, inglés británico, latín, arameo y klingol, pero no en español, así que no podía darme esa nota. Dael se comprometió a regalarme los libros pa ver si se me pega lo nerd, pero sospecho que fue una de las típicas inocentadas de mi pequeña saltamontes.
(foto: José Núñez el Arco)

Antes de todo eso, estuvimos conversando con el man que escribió “rosario tijeras”. Eduardo estaba chiro y desesperado porque no tenía dónde hacerle firmar el autógrafo al jorge franco. Nunca dijo dónde mismo es que le firmaron el autógrafo.
(foto tomada por la marce)
Haciendo abuso de la proverbial sabiduría terruñense, fui a la bahía y me compré un cd trucho de la película pa que me firme el autógrafo.

Por cierto, la segunda botella de vino que me dio la marce está perdida en acción. Cualquier información que nos permita dar con su paradero será totalmente olvidada por la administración de este blog para de esa manera evitar dar ninguna gratificación.
Publicar un comentario