viernes, noviembre 21, 2008

ElMéndez en salinash

Como todo el mundo sabe, tuve que viajar el domingo a salinash a un taller organizado por el ministerio del litoral, llevando a los pelados del grupo folklórico "don rafa y sus alcahuetes"

Allí se presentaron algunos de los proyectos seleccionados para darles seguimiento. el terruño logró meter un par de proyectos sobre fortalecimiento juvenil y sobre huertos orgánicos familiares.

No fue muy fácil llegar al hotel salinas costa azul. me quedé en santa elena para constatar los avances de la nueva antología que esperamos lanzar en diciembre, pero cuando me bajé del carro, encontré un cruzacalles que anunciaba la provincia 23.

luego de asegurarme de que no estaba en la provincia colorada, encontré al man de la imprenta, quien me dijo que yo mismo tenía que diagramar el libro porque ese man estaba ocupado.

En el taller hice de coordinador de guayas, pero el hecho es que nunca coordiné nada. la organizadora del evento rogaba a los dioses que se terminara rápido el asunto para no tener que atender las peticiones de la delegación terruñense.

Luego de firmar autógrafos a la fanaticada feroz, y de posesionar al club de fans de salinas, me contrataron como salvavidas.

parece que había una convención glbt en salinas. los varones me pasaban silbando, o diciendo "miren esa belleza", "qué cuerpazo", etc. algunas mujeres que iban en pareja también decían eso, pero su aspecto era sospechosamente lésbico.

ante la ausencia de ahogadas (buenas), opté por irme de paseo.

En el salinash yatch club aún se puede ver el "amnesia", un barquito famoso por lo irónico de su nombre.


antes de que que alguien vaya a caer, advierto que el hotel salinas costa azul es el peor lugar onde llegar en la península. los meseros llegaron al extremo de decir que yo mismo tenía que ir a buscar la comida, y cuando la encargada les dijo que vayan a ver ellos mismos, decidieron esperar hasta las 3 de la tarde para decirme que habían encontrado por allí un plato vegetariano, pero como no sabían para quién era, habían optado por dejarlo en la cocina nomás por si las moscas.


el baño no servía. el primer día nos dejaron un destapacaños, pero luego se lo llevaron a otros que eran más reclamones que nosotros. no me volví a bañar hasta mi regreso triunfal al terruño, 5 días después.

El ascensor sólo sirve para subir. tuve que montar una red de ascensoristas (buenas) a quienes les enviaba un mensaje pa que me envíen el ascensor al cuarto piso.


nomás por eso tratábamos de pasar el mayor tiempo posible alejados del hotel.
Publicar un comentario