martes, marzo 24, 2009

Escándalo: Periódicos de Ecuador someten a un “linchamiento mediático” al periodista Orlando Pérez

Jefe de Prensa enfrenta campaña hasta con avisos pagados en su contra, y se suma partido político a favor de los dueños

Una inusitada campaña de noticias, pronunciamientos, reportajes, caricaturas y hasta el extremo de avisos pagados gremiales por parte de la Asociación de Editores de Periódicos de Ecuador (AEDEP), puso al jefe de prensa de la Asamblea Nacional, el periodista Orlando Pérez en la primera línea de un “linchamiento mediático” al que quieren someterlo los propietarios de los periódicos ecuatorianos, buscando victimizar al comunicador por su denuncia al informe presentado ante la SIP, hecho que se vuelve insólito en el país , siendo este un atentado en contra de la libertad de expresión y de pensamiento del periodista ecuatoriano.

La sensación de que Orlando Pérez está siendo sometido al “linchamiento mediático” de los periódicos ecuatorianos, se hizo realidad con la campaña de avisos pagados por la AEDEP, que se publicaron este domingo 22 de marzo en los 14 periódicos y revistas afiliados a la entidad gremial de los propietarios de los impresos ecuatorianos.

El punto central del enfrentamiento con el periodista sería motivado por los cuestionamientos que hizo público el jefe de prensa, en nombre de la Asamblea Nacional de Ecuador, al desmentir al representante del diario “el comercio”, Marco Aráuz, quien presentó una acusación de impedimento a la labor periodística en el parlamento ecuatoriano, ante la Sociedad Interamericana de Prensa, en Paraguay la semana antepasada.

Pérez defendió la accesibilidad de la prensa a la cobertura de las actividades legislativas y censuró las tergiversaciones de Aráuz ante el foro de propietarios de periódicos del continente, porque faltando a verdad, provocaron un daño a la imagen legislativa.

Fue al retorno de Marco Aráuz, desde el martes 17 , que casi a día seguido, comenzaron a aparecer una serie de notas periodísticas “coincidentes” en los diarios afiliados a la AEDEP, en los cuales se confrontaba a Pérez, sin dar opción a una respuesta de su parte.

El reclamo de Orlando Pérez a los periodistas de esos diarios, así como a otras personas que están presentes en la sala de prensa parlamentaria, el pasado jueves 19, incluyó sus expresiones de denuncia sobre las viejas “costumbres” de algunos comunicadores de acceder a las oficinas legislativas a tramitar prebendas, cargos o a consumir alcohol en largas conversaciones con quienes eran ex diputados, lo cual ahora no es posible por la forma como fue reconstruido el Palacio Legislativo, que no permite la presencia de los periodistas sino solo en las salas de acceso a la prensa y a una sección del salón plenario.

Las exigencias de algunos comunicadores para poder retomar esa “costumbre” de subir a las oficinas palaciegas, motivaron la reacción de Pérez, que no es el responsable de tales restricciones, sino de quienes planificaron la reconstrucción del edificio, en ese entonces bajo la administración del ex presidente Guillermo Landázuri (2002-2004), miembro de la Izquierda Democrática.

Las expresiones del jefe de prensa motivaron en primera instancia el reclamo del diario “el comercio” que el sábado 21, publicó un insólito manifiesto en contra del periodista reclamándole por sus expresiones, atentando de esa manera su libre expresión y libertad de pensamiento, considera Pérez Sánchez, al ser consultado sobre este tema.

Luego vino una increíble profusión de avisos pagados por la AEDEP contra Pérez, en las ediciones del domingo, que remarcaron los ataques al periodista durante toda la semana y que denotaron, ahora sí, la existencia de una campaña persistente de los dueños de los periódicos ecuatorianos que cuestionan al periodista Orlando Pérez, siendo esta la primera ocasión que se da un hecho de tales características en el país.

Pérez Considera a este acto como reflejo de su posición ante el informe difamatorio presentado por la SI, y al mismo tiempo denota la doble moral con la que se maneja el tema de la “libertad de expresión”, que por un lado reclama absoluta apertura los pronunciamientos de las personas, y en defensa de los periodistas, pero cuando se advierten de vicios o faltas en tales gremios, entonces se opta por el “linchamiento mediático” que se evidencia en este caso.
ID se suma a los dueños de periódicos, pese ser autora de las restricciones
El tema no quedó en los avisos de prensa de este domingo, sino que al escándalo se sumó de manera –demasiado oportuna- la Izquierda Democrática, para atacar a Pérez y reclamar una posición junto a los editores de los periódicos, sin asumir la responsabilidad que tiene ese partido por la reconstrucción del edificio.

En efecto, el alto número de restricciones para la prensa en el edificio legislativo, se han conformado desde el momento mismo en que se dio paso a la reconstrucción del parlamento, que se incendió en febrero del 2003.

La reconstrucción del edificio fue contratada por el economista Guillermo Landázuri, dirigente de la Izquierda Democrática, quien en el 2004 contrató el proceso de readecuaciones físicas, en un proceso que ha sido cuestionado por sobre precio y que se tramita en la Contraloría General de la Nación.

Los impedimentos físicos para la cobertura de noticias en la Asamblea, de entre otros, van desde la zona del salón plenario, donde se destinó a los periodistas una tribuna con vidrios cerrados, las puertas de acceso a los asambleístas son diferentes a las que acceden los comunicadores y, el “celo” policial de la escolta legislativa impide que los comunicadores puedan acceder a las oficinas de los pisos superiores donde se hallan los asambleístas.

La sala de prensa está en una zona considerada aislada de la circulación de los parlamentarios, lo que motiva aún más la queja de los comunicadores.

Por todo ello, se ha generado este enfrentamiento, que para la circunstancia fue aprovechado por la Izquierda Democrática, partido que lanzó un boletín de prensa atacando a Pérez, y sumándose a los reclamos de la AEDEP, lo cual politizó aún más el asunto.

Pérez Sánchez ha convocado a una reunión de trabajo para este lunes 23, con el fin de coordinar mejor con los periodistas, pero inclusive esta reunión ha sido caricaturizada por el diario “el comercio”, que ridiculizó este acercamiento disfrazando a Pérez de “troglodita” y desestimando el acercamiento con la intención de garantizar su fracaso.

Del tema no ha existido ni un solo pronunciamiento de los organismos gremiales del periodismo, cuya inactividad es evidente, siendo un silencio notorio el de la Unión Nacional de Periodistas (UNP) y la Federación Nacional de Periodistas (FENAPE), que parecen ignorar este “linchamiento mediático” que se da por primera vez en la historia del periodismo ecuatoriano.

Ante la agresión que está soportando Pérez, en una entrevista dada a la cadena Ecuavisa esta mañana, anunció la conformación de un grupo de veeduria de medios, para que constante su actividad y responda de esa manera a los ataques de la AEDEP en su contra, acción que esta por conocerse en las próximas horas.

via
Publicar un comentario