miércoles, junio 17, 2009

No hay justicia en este mundo, digo, en la expolibro


Fuentes fidedignas, de las que usan teleamazonas y un famoso articulista del mayor diario nacional, indican que la presentación de la antología poética terruñito 2009 se realizará en un stand ubicado detrás del baño de mujeres de la expolibro. Esta versión puede no ser cierta, pero como soy propietario de un par de medios de comunicación, puedo mentir con total impunidad sin que nadie ose cuestionarme.

Normalmente nos daban la plaza central, y nos había ido bien con ese espacio. Aún recuerdo que la nota de mis lanzamientos ha sido reseñada en bple, tejados de zinc, y hasta en global voices online. Recuerdo también a la Ana Gamín, que al ver la multitud eufórica que hacía la ola, y se subía al escenario para pedirme autógrafos, preguntó con desconcierto: ¿todos ustedes son del terruñito?


¿por qué no nos dieron la plaza central este año?

1.- por no comprar un stand como lo hacen las instituciones decentes
2.- para salir en “vamos con todo”
3.- por burlarme del dueño del circo
4.- por cuestionar la mala fe de teleamazonas
5.- por ser de la 35
6.- por hacerle campaña a correíta en plena presentación del libro
7.- por no acceder a las peticiones libidinosas de algunas modelos
8.- la dos polito, la dos

9.- por tomarme una foto con hannagab
10.- por comprar sólo un par de libros y una soho por año
11.- por no hacerles más propaganda
12.- por enviar la petición de espacio el día del cierre, cuando todo lo demás estaba copado



Además del autor de este blog, en la nueva antología salen Alex Tupiza , Javier Cevallos, Siomara España, Edison Lasso, Diego Cazar, Augusto Rodríguez, Miguel Antonio Chávez, Luis Alberto Bravo, Rocío Soria R., Alexis Cuzme, Ángeles Martínez , Ana Minga, Freddy Ayala Plazarte, Dina Bellrham, Víctor Vimos, Tyrone Maridueña, Ernesto Intriago, Carolina Patiño, y Tamara Acosta.


Tendré que tener tino a la hora de invitar a los 20 poetas el día del lanzamiento, a ver si no les importa presentarse por allá. Igual, de ser necesario, la fanaticada feroz me seguiría hasta el fin del mundo.
Publicar un comentario