domingo, marzo 13, 2011

guerra santa



la Comunidad Ecuatoriana de Enajenados y Fanáticos Religiosos invita a la gran cruzada para enfrentar a las huestes diabólicas del imperio gringo, las transnacionales de La Droga y el presidente Correa.

Nuestro equipo de inteligencia recibió un comunicado directo de DIOS, en el que nos advirtió sobre este pacto entre gringos y Rafael Correa para evitar que Ecudor se mantenga en los primeros lugares de embarazos adolescentes a nivel regional, luego de una ardua campaña que permitió incrementar los embarazos en nada menos que un 74%. Recordemos que uno de los indicadores del éxito de este proceso es que dos de cada tres adolescentes sin educación son protagonistas del milagro de la vida.

No permitamos que estas cifras, que nos ponen a la vanguardia de los embarazos adolescentes, se reduzcan con estrategias propias de los dealers. Sabemos que el plan de las transnacionales es dar anticonceptivos gratuitos, para venderlos después, cuando los adictos a estos métodos empiecen a experimentar el síndrome de abstinencia. Todo el mundo sabe que el uso de preservativos solo agrava el problema.

Esta afrenta contra diosito empieza en mayo, el mes de la madre, y responde a una vieja aspiración del Gobierno de Estados Unidos, que en coalición con Correa, los extraterrestres, y los vampiros chupasangre, quienes descubrieron que el peor perjuicio a los intereses gringos es que haya más ecuatorianos y ecuatorianas en este mundo.

Ya nos estamos armando con cirios, agua bendita y la verdad, presente en fragmentos selectos del libro sagrado. DIOS ha aceptado la declaratoria de guerra santa por parte del presidente Correa, y comprometió la participación de al menos dos regimientos de ángeles vengadores, los mismos que destruyeron sodoma y gomorra y decenas de ciudades hace miles de años.
Mientras tanto, seguiremos aplicando nuestras exitosas estrategias de prevención de embarazos, salud sexual, y salud reproductiva. recordemos que las personas que profesan una religión y tienen sólidas bases morales como las nuestras, jamás tienen relaciones sexuales, y por consiguiente, no se embarazan sin haber contraído matrimonio a la edad mínima reglamentaria de 33 años.

Los únicos adolescentes que pueden tener relaciones sexuales sin que nos rasguemos las vestiduras e iniciemos grandes campañas comunicacionales, son las víctimas de los impulsos pedófilos o efebólicos de ya saben quiénes.

Quienes decidan sumarse a esta guerra santa contra el presidente, pueden acercarse a nuestras oficinas, ubicadas en el patio del Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce.

Aclaramos desde ya que nuestra declaratoria de guerra santa NO tiene nada que ver con la consulta popular.

Invitamos a todos los medios de comunicación serios a hacerse eco de nuestros disparates como estimen conveniente, siempre y cuando no corroboren lo que digamos, ni cuestionen la estupidez de lo que decimos. Recordemos que esto es libertad de expresión.
Publicar un comentario