miércoles, marzo 23, 2011

Penalizar la no afiliación

La quinta pregunta de la Consulta Popular dice:
5. ¿Está usted de acuerdo con que la Asamblea Nacional, sin dilaciones dentro del plazo establecido en la Ley Orgánica de la Función Legislativa, a partir de la publicación de los resultados del plebiscito, tipifique como infracción penal la no afiliación al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de los trabajadores en relación de dependencia?
De entrada, debemos preguntarnos por qué no va un patrono a afiliar a sus empleados, si es un derecho irrenunciable garantizado por la Constitución.

Puede haber varias respuestas:

a.- El negocio no genera suficientes ingresos.- En ese caso, tendrá que contratar menos personal de planta, y aumentar el trabajo ocasional en temporada alta. Esto servirá a los operadores turísticos, propietarios de almacenes en navidad y día de la madre, o a los productores de calzado al inicio de temporada escolar. Los comerciantes minoristas tendrán que quedarse sin personal, o ser más eficientes y generar más ingresos.

Será complicado para familias de bajos ingresos que necesitan a alguien que les ayude a cuidar infantes o para que arreglen todo, pero no pueden pagar los 264 dólares mensuales. Tendrán que hacer como las grandes empresas o instituciones públicas: contratar empresas especializadas para que realicen actividades específicas, que sí tendrán que encargarse del tema de la afiliación.
En esos casos, un solo empleado podría encargarse de más de una casa, y podría haber menos empleo. Hay que recordar que solo 13 mil de las 257 mil empleadas domésticas en este país están afiliadas. A parte hay unas 750 mil personas en otras áreas que tampoco están afiliadas.

Entre los no afiliados, hay choferes y oficiales de buses, vendedores, albañiles, pintores de brocha gorda, actores, maquillistas, trabajadoras sexuales, dealers, artesanos, etc.

b.- No le da la gana.- Considera que el capital es más importante que el trabajo, y que el salario es suficiente. En vista de que no podrá reducir el salario, y que tendrá que afiliar a sus empleados para no ir preso, le tocará contratar menos personal o volverse más eficiente.

c.- No hay partidas.- La educación pública y la salud han recibido en este Gobierno una de las más altas inversiones de la historia, pero no es suficiente debido al abandono en que han estado. El Gobierno tiene fuera del IESS a miles de maestros y trabajadores de la salud, y de ganar el SÍ, tendrá que asumir la responsabilidad de afiliar a todos.

Esa medida beneficiará al IESS en cuanto a ingresos, pero deberá invertir más para atender a ese millón de nuevos afiliados y sus hijos menores de seis años, además de mejorar la atención de los que actualmente siguen necesitando una mejor atención. Y ojo, que el IESS también está realizando importantes inversiones en lo que le compete.

El tema de la penalización ya fue analizado y bloqueado en la Asamblea Nacional. Una de las excusas era que actualmente las leyes ya contemplan sanciones y formas de cobro para quienes no afilien a sus empleados: Si un trabajador no está afiliado por unos meses o años se liquida el tiempo de servicio, sus intereses y multas que el patrono tiene que pagar, caso contrario, se cobra por la vía coactiva y el consiguiente remate de sus bienes o de los fondos de su cuenta corriente en los bancos.
El problema es que no siempre se aplica debido a que los empleados no quieren que la empresa quiebre ni que el jefe los baraje por reclamones o por chirez. La culpa la tienen el Ministerio de Relaciones Laborales y el IESS, por no convencer a la gente de que denuncie, o por no actuar de oficio.

La normativa debe establecerse en la Asamblea Nacional, debido a que la mayoría de los ecuatorianos aprobó en la Nueva Constitución la penalización del incumplimiento de obligaciones, fraudes, simulación y enriquecimiento injusto en materia laboral. Lo dice el Art. 327 de la Constitución vigente. Es innecesario preguntar lo mismo otra vez en una consulta.

En ese sentido, me pregunto en qué estaban pensando los de la Corte Constitucional cuando permitieron que se consulte sobre ese tema. ¿Acaso no leyeron la constitución? ¿Qué dijo Nina Pacari al respecto? ¿Revisaron el Art. 327?
A mí ya me preguntaron si quería penalizar el incumplimiento de obligaciones laborales. Le toca a la Asamblea Nacional cumplir con este mandato. Da igual que gane el SÍ, porque este tema ya es de cumplimiento obligatorio.

Hubiera preferido debatir sobre esta pregunta. A lo mejor se daban cuenta de que era innecesaria y aprovechaban para proponer otra cosa. Lamentablemente, no se consultó a las bases sobre las preguntas para consulta y referendum.

Por eso, mi voto es NULO.
Publicar un comentario