jueves, julio 12, 2012

El sorprendente Hombre Araña

Esta película es lo que en el submundu del cine se conoce como reboot: empezar desde cero con una historia cuyos actores no pueden o no quieren seguir haciendo el mismo papel, cuando la versión anterior fue un fracaso de taquilla, o cuando la tecnología da para hacer mejores escenas. Así pasó con Batman y El planeta de los simios, y pasará con Daredevil, Superman y Hulk.

La película se enfoca en el origen de Peter Parker, el típico nerd hollywoodense: brillante, pero con problemas para socializar. Se preocupa por las injusticias, aunque sale mal parado debido a que, como típico nerd, es un alfeñique que no tiene quién lo apoye. Al menos no es el llorón pusilánime de la versión Raimi. Peter obedece a sus tíos, que lo cuidan desde que sus padres lo abandonaron en extrañas circunstancias.

La trama adquiere aires de culebrón mexicano por las coincidencias que unen a los protagonistas: Peter encuentra unas fórmulas extrañas en la vieja maleta del papá, y para saber más sobre su origen, va a buscar a quien será su archienemigo: el Dr. Curt Connors, amigo y ex colega de su padre. Peter lo ayuda a recuperar el brazo gracias al suero experimental estabilizado con la fórmula. Connors trabaja en en Oscorp, empresa que posee un nebulizador creado por el padre de Peter. Esa máquina podría propagar enfermedades o vacunas en la ciudad rápido y a bajo costo, pero está en Oscorp como objeto de museo, al acceso del Dr. Connors y de cualquier científico loco.

La becaria y protegida del Dr. Connors es Gwen Stacy, hija del jefe de policía. Gwen tiene acceso casi total al edificio, cosa rara en estos tiempos de espionaje industrial. Aparentemente, Oscorp es más vulnerable que cachorro abandonado. Incluso Peter logró ingresar a la habitación donde industrializan una supertelaraña, soltó a las arañas que la fabricaban, averió la máquina, se robó una araña que le había picado en la nuca, y salió sin que nadie se diera cuenta. Cosa rara, si tomamos en cuenta que Peter ingresó a Oscorp con una identificación falsa que le dieron en recepción cuando dijo que era un latino llamado Rodrigo Guevara. No le pidieron la cédula. Bastó que Peter hablara en español. Cuando el verdadero Rodrigo Guevara llegó a Oscorp, los guardias le sacaron la batimadre sin que la recepcionista considere la posibilidad de haber sido engañada vilmente por Peter.


Con la tecnología robada de Oscorp, y al hacerse más listo, Peter fabrica su propia telaraña sin que los medios ni Oscorp hablen al respecto. Casi de inmediato, Peter se vuelve ágil y fuerte, pero a nadie le llama la atención, muchos, ni siquiera se percatan de que se queda pegado al techo del metro, o que derrama telaraña por toda la ciudad saltando por todos lados. Pareciera que los neoyorkinos están acostumbrados a la gente rara, por eso no reaccionan cuando un choro asesina al tío de Peter por no dejarse asaltar. Entonces Peter se dedica todas las noches a atrapar delincuentes de poca monta para dar con el paradero del asesino, mientras su tía se muere de miedo, pensando que al sobrino le va a pasar lo mismo que al machuchín. La policía queda mal parada, y el papá de Gwen anda con la sangre en el ojo.

La fórmula del Dr. Connors es inestable, y lo convierte en un lagarto gigante y orate, cuya meta en la vida es convertir a todos en lagartijas mutantes adolescentes gigantes gracias al nebulizador. Cuando el asistente del dueño de Oscorp decide ir a probar la fórmula con veteranos de guerra, Connors va a buscarlo para asesinarlo, pero se encuentra con Spiderman y tienen su primera pelea. Nadie les toma una sola foto.

Spiderman busca al mostro en las alcantarillas y trata de tomarle fotos, pero el lagarto le da duro, obligando a Spiderman a huir. Al percatarse de que el nombre, dirección, número de cédula y alergias de Peter están anotadas en la cámara, el Lagarto lo va a buscar a la escuela. Llega por las cloacas, pero cuando surge de debajo de un inodoro, sale seco y perfumado. Tienen otra pelea, pero otra vez Peter se salva de morir. Allí se da el cameo a Stan Lee, que está escuchando música con audífonos y no le llegan ni las vibraciones provocadas por el tremendo destrozo que se da en la biblioteca.

Connors va a Oscorp a cumplir con su plan malévolo, escala el edificio al estilo King Kong, y se lleva el nebulizador al techo. Spiderman trata de advertirle al Jefe de Policía, quien solo se convence de dejarlo ir cuando se entera de que Gwen ingresó al edificio en plena noche a hacer experimentos sin que los guardias traten de impedirlo.En cuanto Spiderman se va a salvar a su damisela en peligro, un policía le dispara en la pierna. Entonces, los operarios de grúa de Nueva York lo ayudan a llegar el edificio. La policía tiene helicópteros, pero dejan que Spiderman pierda minutos valiosos debido a que no aceptan fletes. Tampoco llevan al jefe de policía, que lleva el antídoto para salvar a todos y alcanza la terraza cuando el lagarto le ha dado duro. Al final, Spiderman mata al lagarto, y el jefe le hace jurar a Peter que no tratará de levantarse a la hija porque cree que aún es virgen. Como era de esperarse, Peter no cumple la promesa.



Dirección: Marc Webb
Protagonistas:
Andrew Garfield: Peter Parker / Spider-Man.
Rhys Ifans: Dr. Curtis Connors / Lagarto.
Emma Stone: Gwen Stacy.
Martin Sheen: Ben Parker.
Sally Field: May Parker.
Denis Leary: Capitán Stacy.
Publicar un comentario