jueves, enero 19, 2012

#DoñaNancita

Publicado en Revista La Otra #5

En twitter se burlaron mucho del artículo de Nancy Bravo “¡Tenga cuidado mashi Rafael!” publicado el 1 de enero en El Telégrafo. Se trata de una reflexión sobre la posibilidad de que se intente envenenar al presidente, lo que dio a algunos la oportunidad de hablar de extraterrestres, robots, y hasta de espíritus chocarreros. Dijeron, por ejemplo, “#DoñaNancita eso q esta en el carro es popo de paloma, no lluvia radioactiva” o “habría que hacer un estudio extenso sobre el consumo de LSD en prestigiosos editorialistas”.

Ciertamente, #DoñaNancita aportó con muy pocos argumentos para sustentar su teoría de conspiración. Sugirió que los gringos consideran al Ecuador un país enemigo y que podrían utilizar el satélite NROL-32 para espiarnos. Habló de infiltrados, mercenarios y vendidos que podrían prestarse para apoyar los intereses gringos. Recomienda a MashiRafael que se cuide, que tenga cuidado con lo que come, y le recuerda que varios mandatarios sudamericanos han sido afectados por el cáncer.  Mencionó también a Yasser Arafat, que murió en circunstancias misteriosas.

Pero no dijo, por ejemplo, que la CIA intentó asesinar a Fidel en los 60s. No se refirió a los asesinatos de Orlando Letelier, Carlos Prats o Eduardo Frei. Tampoco mencionó al ex presidente de Ucrania Víctor Yushchenko, envenenado en 2004 con dioxina, una sustancia cancerígena que se produce en Gran Bretaña, Rusia y Estados Unidos. Omitió los cables filtrados por WikiLeaks, en los que se evidencia que la embajada norteamericana tenía informantes en la policía y financiaba a algunitos. Olvidó que la ex embajadora Linda Jewell se reunió con los hermanos Gutiérrezpara analizar la posibilidad de frenar a Rafael Correa por medio de un pacto con Álvaro Noboa. Por cierto, según WikiLeaks, la reunión fue en casa de Ivonne Baki.

En lo personal, y a pesar de ser un conspiranoico consuetudinario, no creo que haya un plan de los gringos para envenenar al presidente ecuatoriano. A lo más que han de aspirar es a volver a hacer contactos para que los opositores paren a Rafael. Con suerte, lograrán que los opositores se pongan de acuerdo y lancen un candidato único, que pueda hablar de fraude cuando vuelvan a perder las elecciones.

La sugerencia de “¡Tenga cuidado mashi Rafael!” no generó ningún debate serio en redes sociales. Es más,  algunos comentaron que no estaban de acuerdo en que un diario público permita este tipo de opiniones sin sustento. Es claro que Nancy Bravo está a favor del Mashi. Quizá si fuera opositora, algunos habrían defendido hasta la muerte su derecho a opinar cualquier cosa y a que esa cualquier cosa sea difundida por un medio masivo de comunicación.

Me pregunto qué dijeron los que se burlaron de #DoñaNancita cuando Emilio Palacio afirmóque Rafael aprobó la universidad y consiguió trabajo mediante el acoso y ataques a los más débiles. Cuando Rómulo López Sabando publicó que el Gobierno había inventado una nueva moneda y ya había once contenedores con “cóndores” en la aduana. Cuando el ex ministro Luís Sarrazín dijo que la homosexualidad “definitivamente es contra natura”. ¿Les gustarán los artículos de José Guerra Castillo, que cepilla al alcalde Jaime Nebot a menudo?

Así es la vida, #DoñaNancita. El bullying de redes sociales le tocó esta vez a usted. Los defensores del Mashi jamás deben meter la pata.
Publicar un comentario