viernes, abril 27, 2007

más poemas (el blog aguanta todo)

Nada bueno hacen por allá
salvo morir trágicamente
andar en pandillas
conciertos de tecnocumbia
puterías
y ya que estamos hablando del asunto
Aportar con el nosecuánto por ciento del PIB


Somos los hijos de la democracia
del FMI con sus recetas
de los 80, esa década perdida
de los 90, esa década robada
que murió con Mtv y los Hanson
los reality, los atentados
en resumidas cuentas somos
una sarta de hijos de la grandísima


falso poeta me dicen
nomás porque no gano concursos
ni formo parte de grupillos literarios
No me da por halar coca
y de paso
no tomo ni la palabra para decir
esta boca es mía
Leo los pocos libros que puedo robar
escribo un par de líneas por puro vicio
y aunque no les guste
con eso me basta


Para ser poeta
no basta citar a Parra
aspirar a ser un bukowsky
y aspirar lo que haya en el espejo
hay que escribir claro
vagina verga follar con putas
para que nuestros biógrafos sepan
que más que poetas, éramos machos
cabríos y cabreados con todo
especialmente con los grupillos culturales
que nunca serán tan grandiosos como nuestro ego


Escribir para la posteridad
no es pensar solamente en
los críticos biógrafos, el fantasma de la cecilia ansaldo
es también tomar en cuenta
el raye de los poetas mayores
a las jovencitas que esperarán a la salida del recital
y a los incautos que comprarán nuestros libros


De rendir pleitesía a los pies de la dama
se pasó a cuestionarla por no ser roja como sus labios
y luego fue una caja de Pandora en el mar de los sargazos
(un premio a quien descifre el significado de tanto adefesio)
Hasta que hoy por hoy
Simplemente es una perra que follamos entre línea y línea


Este poema no es
una coronita de flores
ni la nueva versión del manifiesto
tampoco es un burdo tratado
de alquimia, desórdenes depresivos
o desórdenes sexuales. Pretende ser
una pinche piedra en el camino
una bofetada en pleno acto
y nada más


Napoleón, que no era poeta, dijo:
vestidme despacio, que tengo prisa
El poeta, que no era napoleón, dijo:
publíquenme de prisa, aunque vaya despacio
para regocijo de sus poetas detractores


No me interesa la fama, sino la trascendencia
dijo el poeta mientras se vestía
¿Entonces por qué llevas tus poemas a concursos y recitales?
preguntó su amante quinceañera
Para llenar el buche y pagarnos el motel


No me importa la trascendencia
Dijo el poeta
¿Entonces por qué quieres destacarte en concursos y recitales?
preguntó su amante quinceañera
para salir en periódicos y conseguir amantes quinceañeras


No me importa el dinero
dijo el poeta
¿Entonces por qué llevas tus poemas a concursos y recitales?
preguntó su amante quinceañera
para darle en la jeta a los de otros grupos literarios


Antes los poetas clamaban a los dioses
luego por las musas
más tarde por la patria y la libertad
Después clamaron por alguna hierba
el reconocimiento a su genialidad
y hasta por la desaparición de los demás escritores
Ahora claman por un puestito en el ministerio
Que les aprueben el proyecto
y por su puesto que los inviten
a escribir en revistas rosa o salir en cualquier pasquín


de sentimental a tansemental
de poeta malito a poeta maldito
de loca adefesiosa a mujer fatal
acá siempre se las arreglan
para mejorar el currículum


Hay que ser bien mojigato, señores
para negar que las verdaderas musas
no han sido ni serán por siempre
las aniñaditas aprendices de furcias
sino las profesionales
que a los poetas nos cobran nomás
por mantener la tradición


Parafraseando a Rivera
de sábanas mojadas hablan los poemas
y de falos, hierba, muerte,
dolor, sadomasoquismo
El lado bueno es que aún
los poetas no se inspiran en britney
el último reality
o la pechuga de luciana Salazar


Mi mujer no me mima
ni quiere que escriba a no ser
que aparezca con un cheque
no importa si es un premio
un reconocimiento
al compadrazgo literario


tracalada de borrachos
nerds maricas vagos megalómanos
fatuos intelectualoides de tercer mundo
los poetas siguen siendo incomprendidos


que los dioses maldigan a los
críticos y las musas difíciles
los moteles caros los libreros angurrientos
y a vos lector
que no entiendes mi genialidad
Publicar un comentario