jueves, diciembre 22, 2011

ups


En twitter anuncié que estaba escribiendo post sobre una serie de temas "delicados". No tengo evidencias. Es más, no era cierto. No estaba escribiendo sobre actos ilegales. Borrar mi tuit habría bastado, pero considero más pertinente aclarar y rectificar. Sobre todo porque no rectifiqué en twitter y miles de personas que no necesariamente siguen mi TL, se han de haber quedado con la idea de que efectivamente se está financiando a clubes de #Beliebers.

No se trata solo de publicidad engañosa. También es una forma de darle chance a los opositores truchos para que hagan lo de siempre: hacerse eco, retuitear cualquier cosa sin verificarla y confirmarla, armar un pequeño escándalo, y luego, cuando se aclaren o no se puedan mantener las mentiras, buscar un nuevo escándalo.

******************************

Para quienes no comprendan el post, se debe a este tuit:

y al post más esperado del día: "Cuentas falsas de Twitter dedicadas a hacer spam promocionando a Rafael Correa y su Administración"

Allí Eduardo Arcos llegó a decir que "Evidentemente no hay una prueba definitiva que esto sea iniciativa del Gobierno o de la Secretaría de Comunicación, pero honestamente no veo otra explicación a un ejército de spammers promocionando las actividades del Presidente Correa en una red social". 


En vista de que no tenía evidencias, en vez de borrar ese texto, optó por tacharlo en parte, de tal manera que los lectores tuvieran acceso a lo que había publicado originalmente y se quedaran con el mensaje de lo que leyeron sus 120.984 followers y quienes le retuitearon: hay spam sistemático creado en twitter por la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano. Incluso llegó a insinuar que los #TrollsEc, cuyo discurso en realidad perjudicaba al Gobierno, eran obra del Gobierno.



¿Rectificar? No. En sus palabras, lo que hizo fue aclarar, explicar sobre el orígen del spam. No admitió que se equivocó, o que no tiene pruebas de lo que dice, cosa que debería bastar para que ni siquiera insinúen cosas aquellos que respetan la presunción de inocencia. La oposición trucha debe haber celebrado. De los 120.984 followers que esperaban la denuncia sobre spam sistemático creado en twitter por la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano, pocos han de haber seguido el tema. Solo se quedaron con la idea de que la Secretaría de Comunicación del Gobierno Ecuatoriano creó spam sistemástico en twitter.

Y al final del día, lo que cuenta es dejar a la gente con la duda, con el "¿Serán ciertas las aseveraciones, aunque estén tachadas por consideraciones legales?".



Publicar un comentario