viernes, agosto 15, 2003

CACAO NACIONAL O CCN51?
Debido a la dolarización, no podemos competir con países que devalúan su moneda. Si a esto añadimos el hecho de que países africanos como Ghana o Nigeria tienen una altísima producción y están más cerca del mercado europeo, y otros como Costa Rica y Colombia están más cerca del mercado estadounidense, nos damos cuenta de que no podemos competir en precio ni en producción; es por eso que debemos enfocarnos en lo que ha caracterizado a Ecuador en toda su historia productiva: la calidad. Es el famoso sabor “arriba”, que convierte a nuestro cacao en el más prestigioso del mundo.
La sobreproducción de cacao CCN51, la baja calidad de su aroma y la competencia global han bajado los precios de forma alarmante, a tal punto que hay países que no aceptan esa variedad, ya que prefieren y están dispuestos a pagar más por cacao fino de aroma.

Procuramos que se cumplan los objetivos que nos han impuesto nuestros mentores y ellos a su vez responden a la realidad del mercado internacional. Si el mercado internacional nos dice cacao Nacional: “quiero sabor de arriba y pago un diferencial por ese sabor de arriba”, mal podemos nosotros darnos la vuelta y decir “produzcan lo que quieran, no interesa la calidad”. Nuestro trabajo es decirles: “señores, el exterior esta pidiendo esto, esta dispuesto a pagar por esto” (por cacao nacional).
Ing. Guillermo Guerrero
Gerente de ANECACAO

Hay que sembrar cacao Nacional, indudablemente, por que el CCN51 tiene restricciones en el mercado, pero debe sembrarse una variedad mejorada para obtener mejores cosechas
Sr. Benigno Robles
Presidente de la Asociación Nacional de Cacaoteros.

“Es casi imposible reemplazar el cacao del Ecuador (el nacional)... A todos nos conviene que se controle la calidad del grano en el origen y en el destino”(...)“El cacao clonal CCN51 debe usarse en las industrias locales, por que los importadores detectan que el sabor de éste no es el mismo que el del Nacional”
William Bolk
Representante de Daarnhouwer & Co. Bv. (importadora holandesa)

La visión mediocre y los intereses económicos fomentaron el abandono del cacao nacional, en beneficio de variedades de menor calidad; esta situación le quitó a nuestro país el prestigio de productor de cacao fino de aroma.
Ya es tiempo de recuperar nuestro renombre, y de esa manera poder competir con otros países con ventajas comparativas.
Ing. Jorge Rodríguez
Investigador

Cada variedad tiene su mercado. Lo que determina el precio es la disponibilidad y calidad. A mayor calidad, mejor precio. Si bien los trinitarios son finos, el CCN51 ha demostrado que no tiene ese componente subjetivo denominado sabor de arriba, ese sabor es lo que busca el fabricante de chocolates finos, pagan un premio por ese cacao.
Publicar un comentario