viernes, agosto 15, 2003

POR QUÉ PARTICIPAR EN LA AGENDA 21?

Si participan todos los sectores (agricultura, turismo, juventud, etc.), entonces es seguro que la planificación del nuevo Naranjal será completa. en la Agenda 21 es la localidad la que decide cuáles serán los aspectos a trabajarse. Si, por ejemplo, el Gobierno Municipal decidiera no participar, entonces sería difícil ejecutar la obra planificada. Es el pueblo, los afectados, los que tienen que decidir cuáles son los verdaderos problemas del cantón y a cuáles hay que darles prioridad. En ese sentido, cada ciudadano debe preguntarse cómo quiere que se vea su sector, qué le falta, quién debe encargarse de resolver esas carencias. Y no solo en lo concerniente a la obra pública municipal, recordemos que muchas cosas están bajo responsabilidad de la prefectura, o de los distintos ministerios, incluso de los mismos moradores, quienes pueden aportar desde un comité barrial, una institución benéfica o deportiva, etc.
Somos los naranjaleños quienes conocemos la realidad local, y si se nos ha dado la oportunidad de decidir qué se debe hacer en nuestro cantón, no debemos deslindarnos de esa responsabilidad, ya que los principales beneficiados serán nuestros hijos y nietos.
Hay que recalcar que en este proceso no vamos simplemente a decir cuáles son los problemas, también vamos a establecer compromisos para solucionarlos. Por ejemplo, podría crearse un comité de gestión que trabaje con la comisión de planificación del Concejo, y para canalizar y ejecutar los otros proyectos habría que definir a un comité de Agenda 21 que le dé seguimiento al proceso durante los próximos años, eso sí, evitando en lo posible que se vaya a politizar negativamente el proceso.
Algunos pensarán que estos procesos no sirven, pues aun si definimos qué es lo que queremos, no podremos concluir nada por falta de financiamiento; eso no es completamente cierto. La Agenda 21 se ha realizado en ciudades y países iguales o más pobres que el nuestro, y cuando ha habido una verdadera participación ciudadana, han sido un éxito, a tal punto que se sigue aplicando desde que se creó en 1992.
No es que vamos a llevar una carpeta con las obras que queremos y nos van a dar todo lo que pidamos. Hay que trabajar muy duro enfocados en el largo plazo, tal vez al principio no se vean los resultados y muchos se retirarán a mitad del proceso, pero lo importante es que nos mantengamos unidos por Naranjal
Ya sabemos cuáles son los problemas de Naranjal, sabemos qué hay que hacer para resolverlos. Ha llegado la hora de definir quién, cómo y cuándo lo va a hacer.
Publicar un comentario