viernes, abril 01, 2005

Van Gogh, Sabines & +

Aún hay gente honrada en el mundo
ayer la Whendy se encontró un celu de alegro, y taba felizh. Pero luego la llamaron, asegurándole que ese teléfono tenía un chip que permitía localizarla, que estaban yendo con un escuadrón del swat criollo para hacerla devolver el celu, a no ser que se acercara al PAI más cercano, así que no le quedó otra que devolver el kiocera slider..
Image hosted by TinyPic.com
No, mentira.
En realidad se lo encontró en un portal por allí en urdesa, y salió corriendo... a dejarlo en el PAI más cercano. Cuando le preguntó a los policías si alguien había ido por allí preguntando por un celular extraviado, obviamente, ellos se murieron de la risa. Después empezaron a sospechar que la whendy era de Asuntos Internos (es que a veces pone cara de paco), después pensaron de que se trataba de una programa de cámara escondida, pero luego de cerciorarse de que en realidad la musa inspiradora estaba allí para devolver un kiocera slider, con una amabilidad paternal, le explicaron que si a alguien se le pierde algo (especialmente un celu) en Guayaquil, lo último que hace es recurrir a la policía. (por principios, no le explicaron que si alguien encuentra un celular, lo último que debe hacer es irlo a dejar a la policía).

A la whenducha se le prendió el foco y se fue a almorzar, mientras esperaba que la llamaran. Después de terminarse la sopita, le llama el jefe del dueño del celu. Muy sagaz el tipo, le preguntó a la Whendy si ella tenía el celu perdido, a lo que whendy, con la dulzura y encanto que la caracterizan, respondió que sí, con frases que no puedo replicar por decencia (muchos niños leen este blog).

La whendy (babosa, pa variar) esperaba que el dueño del celu fuera su príncipe azul, y que el destino hubera elegido el caso del celu perdido para el encuentro, pero no. Era de un chico que trabaja cerca de la oficina.

Finalmente entregó el celu en el PAI de miraflores, ante la mirada atónita de los pacos y testigos. Según ella, se quedó sin celu, sin príncipe, pero con la satisfacción del deber cumplido.


Van Gogh
Image hosted by TinyPic.com
Wheat Field Under Threatening Skies, uno de mis favoritos


acordándome de Mariel
Sabines

No es nada de tu cuerpo
No es nada de tu cuerpo,
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca -tu boca
que es igual que tu sexo-,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo, en que bebo.
No son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada -¿qué es una mirada?-
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un gramo, ni un momento:

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
Trato de escribir que te amo.
Trato de decir a oscuras esto.
No quiero que nadie se entere,
que nadie me mire a las tres
de la mañana paseando de un lado a otro de la estancia,
loco, lleno de ti, enamorado. Iluminado, ciego,
lleno de ti, derramándote.
Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
lo grita mi corazón amordazado. Repito tu nombre,
vuelvo a decirlo, lo digo incansablemente,
y estoy seguro que habrá de amanecer.

HAY DOS CLASES DE POETAS MODERNOS ...
Hay dos clases de poetas modernos: aquellos, sutiles y profundos, que adivinan la esencia de las cosas y escriben: “Lucero, luz cero, luz Eros, la garganta de la luz pare colores cóleros”, etcétera, y aquellos que se tropiezan con una piedra y dicen “pinche piedra”. Los primeros son los más afortunados. Siempre encuentran un crítico inteligente que escribe un tratado “Sobre las relaciones ocultas entre el objeto y la palabra y las posibilidades existenciales de la metáfora no formulada”. --De ellos es el Olimpo que en estos días se llama simplemente el Club de la Fama.


Fiesta!!!!!!!!!!!!!!
NO ME IMPORTA SABER SI UN ANIMAL PUEDE RAZONAR, SOLO SE QUE ES CAPAZ DE SUFRIR Y POR ELLO LO CONSIDERO MI PROJIMO
Albert Schweitzer

DIARIO DE UN PERRO
Semana 1:
Hoy cumplí una semana de nacido, ¡Qué alegría haber llegado a este mundo!
Mes 01:
Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
Mes 02: H
hoy me separaron de mi mamá. Ella estaba muy inquieta, y con sus ojos me dijo adiós. Esperando que mi nueva "familia humana" me cuidara tan bien como ella lo había hecho.
Mes 04:
He crecido rápido; todo me llama la atención. Hay varios niños en la casa que para mí son como "hermanitos". Somos muy inquietos, ellos me jalan la cola y yo les muerdo jugando.
Mes 05:
Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me hice "pipí" adentro de la casa; pero nunca me habían dicho dónde debo hacerlo. Además duermo en la recámara... ¡y ya no me aguantaba!
Mes 06:
Soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar; me siento tan seguro, tan protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me consiente mucho. Cuando están comiendo me convidan. El patio es para mi solito y me doy vuelo escarbando como mis antepasados los lobos, cuando esconden la comida. Nunca me educan. Ha de estar bien todo lo que hago.
Mes 12:
Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto. Mis amos dicen que crecí más de lo que ellos pensaban. Que orgullosos se deben de sentir de mí.
Mes 13:
Qué mal me sentí hoy. "Mi hermanito" me quitó la pelota. Yo nunca agarro sus juguetes. Así que se la quité. Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes, así que lo lastimé sin querer. Después del susto, me encadenaron casi sin poderme mover al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy ingrato. No entiendo nada de lo que pasa.
Mes 15:
Ya nada es igual... vivo en la azotea. Me siento muy solo, mi familia ya no me quiere. A veces se les olvida que tengo hambre y sed. Cuando llueve no tengo techo que me cobije.
Mes 16:
Hoy me bajaron de la azotea. De seguro mi familia me perdonó y me puse tan contento que daba saltos de gusto. Mi rabo parecía reguilete. Encima de eso, me van a llevar con ellos de paseo.
Nos enfilamos hacia la carretera y de repente se pararon. Abrieron la puerta y yo me bajé feliz creyendo que haríamos nuestro "día de campo". No comprendo por qué cerraron la puerta y se fueron.
"¡Oigan, esperen!" Se... se olvidan de mí. Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al darme cuenta, que casi me desvanecía y ellos no se detenían: . me habían olvidado.
Mes 17:
He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento solo y estoy perdido. En mi sendero hay gente de buen corazón que me ve con tristeza y me da algo de comer. Yo les agradezco con mi mirada y desde el fondo con mi alma. Yo quisiera que me adoptaran y seria leal como ninguno. Pero solo dicen "pobre perrito", se ha de haber perdido.
Mes 18:
El otro día pasé por una escuela y vi a muchos niños y jóvenes como mis "hermanitos". Me acerqué, y un grupo de ellos, Riéndose, me lanzó una lluvia de piedras "a ver quien tenia mejor Puntería". Una de esas piedras me lastimó el ojo y desde entonces ya no veo con él.
Mes 19:
Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían más de mí. Ya estoy muy flaco; mi aspecto ha cambiado. Perdí mi ojo y la gente más bien me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra.
Mes 20:
Casi no puedo moverme. Hoy al tratar de cruzar la calle por Donde pasan los coches, no me arrolló. Según yo estaba en un lugar seguro llamado "cuneta", >pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor, que hasta se ladeó con tal de centrarme. Ojalá me hubiera matado, pero solo me dislocó la cadera. El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultades me arrastré hacia un poco de hierba a ladera del camino.
Mes 21:
Tengo 10 días bajo el sol, la lluvia, el frío, sin comer. Ya no me puedo mover. El dolor es insoportable. Me siento muy mal; quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se está cayendo.
Alguna gente pasa y ni me ve; otras dicen: "No te acerques" Ya casi estoy inconsciente; pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos. La dulzura de su voz me hizo reaccionar. "Pobre perrito, mira como te han dejado", decía... junto a ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "Lo siento señora, pero este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir." A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió. Como pude, moví el rabo y la miré agradeciéndole me ayudara a descansar. Solo sentí el piquete de la inyección y me dormí para siempre pensando en por qué tuve que nacer si nadie me quería.

Ayúdanos a salvarlos
Sabías que los perros y gatos que viven abandonados en la calle necesitan de ayuda para sobrevivir y para encontrar una familia, pero generalmente son rechazados por toda la sociedad..
Pues hay un centro que los ayuda y pertenece a la Asociación Ecuatoriana Defensora de Animales (AEDA).
La gente que trabaja en ese lugar, ubicado en la calle Humberto Albornóz 654 y García Valverde, salva a esos perros y gatos que "nadie quiere" y les cura de sus enfermedades. para AEDA, ayudar a estos animalitos es muy importante por que así se pueden evitar enfermedades que, incluso, pueden afectar a los seres humanos, especialmente a los niños.
¿Cómo funciona?
Para salvar a los animales callejeros de una muerte segura AEDA tiene un sistema de emergencia que se inicia con una llamada telefónica.
Esta labor se la consigue gracias a las denuncias de personas que llaman al teléfono (fono 2 53747/3477/2288) que funciona como una especie de 911 para atención de rescate de mascotas.
Una vez que las mascotas son rescatadas se las somete a un proceso de recuperación de donde salen sanas para luego buscarles un hogar !!!

Unete a AEDA colaborando en la Gran Fiesta en beneficio de los animales. Tu contribución servirá para continuar trabajando por ellos.
Día: Jueves 7 de Abril de 2005
Lugar: Madre Paz Cafetería
Dirección: Av. Las Lomas y V.E.E. (frente al banco de Machala)
Valor de la Entrada:$5
Teléfono: 2889959
AEDA: Asociación Ecuatoriana Defensora de Animales

pd: Por Favor reenvia este post, para que más personas nos puedan ayudar...

Gracias
Los Perros Callejeros
Publicar un comentario