viernes, octubre 07, 2005

Batido de pescado & +

Una ayudita para el lión

Propuesta para reactivar la economía

La Asociación Nacional de tarugos, reos, alcaldes, funcionarios incompetentes, concejales, “asesores”, pipones, y afines narizones; han ofrecido repatriar el dinero que depositan cada mes en Miami, suiza, y algunas islas del caribe por concepto de coimas, levantes, comisiones, trámites de puestitos, y más.

Los montos equivalen aproximadamente al 15% del presupuesto anual del estado durante los últimos 15 años (que fue cuando fundaron la a.n.a.t.r.a.fi.c.a.p.a.n.), y con eso ya no tendrán que exponer a la banca a otra crisis. Eso sí, exigen al congreso que no se les pregunte de dónde sale la plata.

Algunos grupos sociales estuvieron en contra, porque algunitos de los diputados serían juez y parte, pero como a los grupos sociales no se les para bola, pues no ha pasado nada.

En fin, a ver cómo le va al país con los millones de millones que se vienen gracias a la a.n.a.t.r.a.fi.c.a.p.a.n.

A mi me dieron ganas de llorar al ver el patriotismo de esos manes. Por ellos y por la selección es que da gusto ser ecuatoriano.

Cuando uno está salado, está salado.
Batido de pescado

En esta semana (desde el lunes hasta acá), se me perdió el celular, se murió la compu con la nueva edición de La Noticia (2 veces), luego se dañó la unidad de cd (en el momento en que iba a grabar la info), y el único técnico que hallé para que la repare es uno muy famoso… por dañar las computadoras; no vino la blanqui (no le tocaba venir, pero pudo haberme sorprendido), se retiraron a última hora 2 anunciantes, y me tocó rellenar las 2 páginas que habían separado; no he podido lavar mi ropa, así que ando cochino desde hace 3 días (eso es lo único positivo que ha tenido esta semana); se me robaron la grabadora donde tenía una superentrevista para la otra revista que vamos a sacar con Quimera Ediciones; no he ido a Guayaquil a trabajar, no he ido a la FAAL, ni a una entrevista en la subse de bienestar social por lo de la asamblea de jóvenes.

Los de JUCONI desaparecieron, y acá están preguntándome todos los días por lo del taller del 19; no aparecen los que sí van a salir y deben pagar la impresión del periódico; uno de los que van a poner el billete me dijo que llega en una hora al terruñito y que lo espere; la nueva imprenta que me consiguieron está ocupada con un trabajo para la feria de Durán, y no me puede imprimir el periódico; no encuentro otra imprenta (igual, no tengo el efectivo para pagar de contado); le dije a mi madre que no se preocupe por invitarme a almorzar, porque me iba a guayaquil a imprimir el periódico temprano…

Pero lo que me hizo sospechar que los dioses no andan auspiciosos conmigo fue que en la mañana, para desayunar, mi madre me dio unas ricas empanadas y el tradicional batido de pescado crudo.

Se había dañado el foco, y como yo llegué a la 1 de la mañana, no me dijeron que arregle esa nota (igual, de ley que me olvidaba de hacerlo), así que hoy a las 7 de la madrugada, por error me puso los pescados en el batido, pensando que era quién sabe qué.

Esa es su versión de los hechos, igual, se estaba muriendo de la risa cuando se justificaba.
Publicar un comentario