martes, enero 04, 2005

a eso le llamo improvisación:

Se venden medias
"Rafael Méndez Meneses: se pintan casas a domicilio, se escribe poesía, se baila en fiestas de fin de año y se venden medias" (medias horas de placer). A ver si al menos encuentro dónde quedarme con esto. Más información, a mi celular.

adiós al terruñito
hoy me voy a Guayaquil a las 12:00. Tengo $14 en el bolsillo (tenía $16, pero me corté el cabello y me afeité), aún no preparo mi mochila básica; técnicamente, no tengo departamento ni trabajo, ni un lugar confirmado donde pasar esta noche (ni siquiera se cuáles son los mejores puentes de guayaquil); pero el plan maquiavélico consiste en residir allí desde hoy. ¿dónde diablos voy a dormir? ni idea.

Supongo que debería preocuparme más por otros asuntos, como el hecho de que no tengo dónde guardar mis cosas, pero esos son detalles. Situaciones como éstas deben estar en los libros de jacques kerouac o Henry Miller, pero -¡changos!- los protagonistas de esas historias tenían una vida divertida.

Ayer estuve en el velorio del tío Manuel. Si a eso le sumamos el hecho de recibir el 2005 en Naranjal, bailar, salir al parque y a celebrar un cumple con los Kontravía, cortarme el cabello y afeitarme; y otras cosas innombrables que he hecho últimamente, estoy empezando esta nueva etapa de forma muy diferente (el tradicional cambio absoluto).

Al menos he recibido noticias bacansísimas: Mariel se manifestó con el "Inventario 2" de Benedetti por mi cumple. Ya tengo los 3 inventarios, y eso atenúa cualquier molestia que me vaya a tomar en las próximas semanas (desde ya, millón de gracias, primor)

La pregunta del milenio es ¿dónde demonios anda mi sentido del humor negro?
Con este post no voy a distraer a la pobre mujer que visita mi blogesponja para evadirse de la realidad de una sarta de brujas que la acosan. Tampoco voy a despertar la admiración y reverencia del andy, que copia todo lo que hago (aunque no creo que por este mal post vaya a dejar yo de ser su ídolo). Eso implica que este post no fue escrito para que lo lean (si has estado leyendo esta sarta de tonteras, cometiste un error)

A ver si pienso en algo entretenido para la tarde, de lo contrario podría llegar a asumir que toy melancólico y con el mal de la tierra porque me voy del terruñito (¿y no que estaba harto de este pueblo miserable?)
Publicar un comentario