lunes, enero 03, 2005

empezando el 2005

Preludio
Yo no quise esperarme
pero vos me esperaste
anhelante y confiada
sin quemarte en el aire
con la loca paciencia
de los que van y vuelven
y nunca desesperan

(para variar) Mario Benedetti

Mi primera vez
ElMéndez del 2005 inició el año de forma no tan auspiciosa.
Después de la cena familiar de fin de año, me fui a dormir (no era el hombre divertido de siempre). Pero como a las 2 me despertaron para contar algún chisme intrascendente (y -Ups- desearme feliz 2005). Aproveché para enviar el saludito de año nuevo a Blanqui, y llamar a Whendicita. Tonces me cuenta que hay concierto de LosPedros, acompañado del tradicional baile de año nuevo de los Kontravía.

Como estaba aún ruco, descoordinado y con niveles ínfimos de sinapsis, me fui a esa nota. Llegando, me encuentro a Shely, que me miraba como si no pudiera creer que estuviera festejando (le iba a decir que yo no era yo, sino mi gemelo malvado que me quería hacer quedar mal, pero me dio pereza).

El lugar estaba vacío, y yo estaba empezando a perder la paciencia. Entre ruco y aburrido (y sabiendo que me iba a arrepentir algún día por no haber tenido al menos 1 par de chelas en el mate para justificarme), terminé aceptando la propuesta indecente de mi ex musa inspiradora. En un principio traté de prolongar la espera, pero cuando fue inevitable, nos levantamos y fuimos al lugar de los hechos. Cuando nos vieron, los demás se sorprendieron bastante, no sé si de verme en acción o de verme precisamente con ella (el agua y el aceite)

Como era de esperarse, no tenía ánimos ni talento, ni para moverme; así que intervino ElNegro (PacoJaime), que empezó a zarandearme de un lado a otro para ver si reaccionaba. Luego mi primo Kike puso lo suyo, pero no fue suficiente.

Normalmente, el asunto no duró mucho, apenas lo que dura una canción, luego nos fuimos a sentar, y los Kontravía a burlarse de mi carencia de talento para algo que ellos definen como tan normal entre los jóvenes. Me llamó la MaJo -que había estado espiando- a burlarse también de mi (a ella sí le dije que yo no era yo, sino mi gemelo malvado). Afortunadamente, Shely se había ido a esas alturas, así que no fue una expectadora más de ese momento tan humillante y bizarro

A la Whendicita se le ocurrió 1 ideota: conseguir 1 cámara para inmortalizar ese momento tan trascendente de mi vida, pero -thanks gods- no hubo ni de celular. Después se me ocurriría que a pesar de todo, sí habría sido una buena idea.

Como era de esperarse, la burla no terminó allí, y Yesenia dijo que también quería hacerlo conmigo. Me comprometí que la próxima vez que veamos alguna pista llena, no tendría ningún inconveniente en llevarla personalmente (espero que no suceda, quedé traumado this first time)
En fin, así fue mi primera vez en una pista de baile naranjaleña, bailando nada menos que "Chacarrón", situación que espero NO repetir hasta el día del juicio final.


BirdCage
En este fin de año, me la he pasado leyendo Inventario 3 y escuchando Breach (Wallflowers).
Me ha llamado mucho 1 tema: Birdcage, don't know why.

birdcage
So sad
That you took it so badly
And acted so madly
So scared
Like a baby by the morning
With sunlight unfolding
Your eyes
have turned red
And are holding me
Inside your story
In the end
You'll be starting on a new one
Of anguish and delusions
He smiles
Just like a magician
Who's just cast his illusions
Of castles and sandstones
On the backbeach
And bright lights
Within your reach

The sounds
Of a warning
By the morning
Of hound dogs coming for me
With the ropes
Leading back to your knees

And you lookin' straight at me
On your knees in the rain
With a basket of flowers
Just for me
As the bells in the trees up above
All swung and rang softly
You said you rang them for me
For me

En todo caso, este momento, el de postear, escuchar a Sabina, agregar algo de benedetti y esperar la opinión de una persona muy especial acerca de este post, ya lo había soñado hace tiempo. De pronto es por eso que me ha llamado la atención esa canción (que no había escuchado cuando la soñé).
¿tan predecible es la vida de algunos?


Adiós al terruñito!!
Hasta hoy estoy aquí en los naranjales.
Al menos ese era el plan, hasta que me enteré de que a las 4 de la madrugada falleció el tío Manuel, así que me quedaré esta noche again. Parece que me quedaré un tiempo con Kike, Paco y Tigre, al menos hasta conseguir dónde establecerme.
Si alguien sabe de un buen lugar en Alborada, Kennedy vieja, o centro (no por Rumichaca), avisad. Si alguna señorita simpática a quien le guste cocinar y cuidar bebés quiere compartir su depa con un chico simpático, me avisa, please.
Toy preocupado por la ola de suicidios cuando se enteren de mi partida, pero por otro lado, me enteré de que están poniendo 1 alfombra roja que va desde el Km.26 hasta el terminal.



Se fue el 2004 (de La Noticia OnLine)
Y a estas alturas esperamos que se vaya también el estrés por las deudas de navidad, la depresión por la crisis, la pena por los familiares que tuvieron que emigrar... en fin, que se vaya pronto este año en el que muchos apenas han sobrevivido ya que el desempleo sigue creciendo sin que las instituciones públicas o privadas, o los empresarios locales encuentren algún mecanismo para solucionar este grave problema. Otros emigraron para estudiar y trabajar, dejando familias disfuncionales, una carga cuyas consecuencias sociales apenas podemos intuir.

¿Qué podemos esperar del próximo año? A nivel general, lo mismo de siempre: NADA. No hay mayores expectativas de verdaderos cambios en el corto plazo. No se espera ningún boom en cuanto a turismo o industria; no se avizoran mayores cambios en cuanto a la generación de empleo o fortalecimiento del agro... en fin, Naranjal pareciera estar condenado a vivir una especie de eterno presente.

Tal vez si fuéramos nosotros quienes empezamos a generar los cambios que se necesitan, en vez de lamentarnos porque no hay oportunidades; si empezáramos a formarnos y hacer nuestros propios caminos; buscar apoyo externo para proyectos sociales, empresariales, ambientales, etc., las cosas serían mejores para todos. Las oportunidades están en todos lados, pero son la apatía, el conformismo, el miedo a los cambios y la falta de formación los factores que nos limitan e impiden nuestro desarrollo individual o social.

Se necesitará mucha fuerza de voluntad para darle al año nuevo su verdadero sentido, y que en vez de ser una mera excusa para emborracharnos y evadirnos de la realidad, sea una nueva etapa que nos permita alcanzar una evolución intelectual, espiritual, económica y social.
Publicar un comentario