martes, enero 18, 2005

leña del árbol caído

púchicas, la verdad es que a veces soy malo (enfant terrible), y eso provoca que cualquier acto inocente sea interpretado como una maldad, y se convierta, por ende, en casus belli.
este ha sido 1 día de malas (como casi todos los días en que posteo algo)...

por un lado, silvanita llegó más sensible de lo que humanamente se puede tolerar sin empezar a molestarla.

Por otro, esa mujer que ha sido tan importante para mí, malinterpretó (again) mis palabras, sin preguntar si eran para ella, y antes de asegurarse de tener clara la película, eligió el camino fácil: se resintió.

Admito que le sobraron las razones, pero hubiera bastado una breve charla y algo de apertura para recuperar la calma. (admito que acá se la extraña, pero lo que extraño son los momentos buenos, y sería fenomenal si de vez en cuando, se apareciera para darme algún respaldo, que últimamente se hace necesario con más frecuencia)

a ver si al menos me animo a escribir algo
Publicar un comentario