miércoles, abril 12, 2006

Los diseñadores son brutísimos

Hasta en springfield leen mi blog
anuncio en laPrimera Iglesia de Springfield



Con honrosas excepciones

Los diseñadores son brutísimos

Si todos los que tenemos una cámara digital a la mano fotografiaramos los banners, hojas volantes, trípticos, o cualquier otro tipo de publicidad; la memoria no nos alcanzaría ni para cubrir toda la Av. Guillermo Pareja Rolando. Eso sí, llegaríamos a la conclusión de que los diseñadores no recibieron gramática ni ortografía en la escuela, mucho menos en los institutos y universidades donde los formaron.

Por cierto, de ley que los decanos se excusarán diciendo “estos diseñadores brutísimos nos vinieron así”, pero… ¿es ese un buen argumento? De todos modos, si venían con esa deficiencia, lo menos que debieron hacer sus profesores era obligarlos a diseñar con un diccionario a la mano, a no ser, claro, que sean los profesores y decanos de las facultades y escuelas de diseño los brutísimos que no supieron enseñar algo tan básico a sus alumnos (ya sabes, si eres un diseñador brutísimo, consulta con tu abogado, a lo mejor te robaron la plata en la facultad)

Es probable que toda la publicidad con faltas ortográficas influya en la brutalidad de los niños, que en vez de leer “médico”, leen medico (del verbo medicar), o como se ve en una comercializadora de mármol: “viselado” por “biselado”.

Si tanto les gusta escribir con mayúsculas, ¿por qué diablos no usan tilde?

Cieeeeerto, cuando se escribe con mayúsculas, la tilde es “opcional”



Momento… ¡aún cuando escriben en mayúsculas deben usar tilde!

Durante mucho tiempo, los diseñadores brutísimos se escudaron en una ley de la RAE que permitía el uso de mayúsculas sin tilde, pero esa regla fue abolida en vista de la sarta de brutalidades que se escribía, sobre todo en los anuncios comerciales.

Para entonces, los diseñadores que no eran brutísimos habían adoptado esa execrable costumbre, condenando al respetado linaje de los diseñadores a un “oscurantismo” que no tiene nada que envidiarle al medioevo.

Lo malo es que son tantos los diseñadores que escriben con mayúscula, y sin usar tilde, que resulta más cómodo generalizar:

LOS DISEÑADORES SON BRUTÍSIMOS
(OJO, QUE SÍ LE PUSE LA TILDE)



El blog de Habla
Ya están en línea los mejores post

ya está el blog de Habla.


Asegura tu lugar en el paraíso


yo sabré si no me diste el voto

BloGalaxia
pa que veas
Publicar un comentario