miércoles, junio 22, 2005

enfermito & +

el regreso del hipocondriaco
enfermito
parece una infección en la garganta, amídgalas, o quién sabe dónde.
El Dr. Andy Triviño me recetó tempra. La Dr. Kenia Tingo me recetó ampibex de 500 mg. y me sugirió que no me automedique. Al manifestar mi preferencia por la medicina natural, me dio varias recetas que espero aplicar en las próximas horas.

En todo caso, ¿qué mismo tengo?
-Infección a la garganta
-al oído
-a las amídgalas
-hipocondria
-me hicieron la macumba
-maldición gitana
-ganas de llamar la atención

Pero no os preocupéis, recordad que las profecías de Nostradamus especifican que soy inmortal (salada vos, si pensabas bailar sobre mi tumba), pero nunca está demás una cadena de oraciones, así que pilas.
Los horarios para rogar a los dioses por mi salud son:
06h00; 12h00, 18h00 y 00h00

No lo hagais por mí, hacedlo por el lugar en el paraíso que os estáis asegurando


si no es quejido
Ahora es la Kristie
Ya ella salió con algo más concreto: entre 60 y 80 millones a cambio de la impunidad para los asesinos.
Mira vos, y pensar que todavía hay gente que piensa que cuando traen ayuda es porque tienen buen corazón.
Pero ya lo dije el nuevo y desconocido refrán:

No hay bien que por mal no venga

pero, ¿y qué tal si condicionamos su apoyo a mantener los contratos de la base y puerto de manta?

no

mejor que se vayan los asesinos extorsionadores (ya me gané una demanda por ejercer mi derecho a la liberta de expresión)

Mejor sería aprovechar esa extorsión para poner nuestras condiciones. Por ejemplo, exigir que se vayan de Manta, a no ser que transparenten la presencia de mercenarios, perdón, contratistas...
Antes de que alguien diga que esa info no puede ser pública, pues bueno, que se la den al alto mando militar ecuatoriano y que sea reservada, pero que al menos sepamos a ciencia cierta qué diablos hacen todos esos asesinos por allá.

En todo caso, la libertad para los asesinos gringos vale entre 60 y 80 millones...

¿usted cambiaría por 80 millones la vida de su hijo, padre, hermano?

tal vez la de la tecla
Publicar un comentario