miércoles, agosto 31, 2005

violencia familiar

Se supone que mi próximo post es acerca del viaje a Quito, Pedro Vicente Maldonado y Santo Domingo, que hice la semana pasada (entre otros lugares, estuve en la hostería "El Paraíso"). También está pendiente el post acerca de la I Asamblea Cantonal de la Juventud. Estoy posteando desde otro lugar, y no tengo las fotos. Mañana será otro día.

En todo caso, hoy estuve en el Seminario sobre violencia familiar y de allí me tuve que venir directo al Ecotec.

Estuvo interesante el seminario, aunque admito que fue ingenuo de mi parte esperar que me enseñen nuevas técnicas de violencia intrafamiliar en un seminario que había sido promocionado públicamente.

Aprendí, entre otras cosas, que el 70% de los jefes de familia son mujeres y que 7 de cada 10 (o sea, el 70%) mujeres es afectada por la violencia intrafamiliar. Esos dos datos los dio la misma persona. La única explicacion que encontré de esas estadísticas es que las mujeres que son jefas de hogar sufren de violencia intrafamiliar.

La moraleja sería, "no abandones la sumisión".

Cuando hablaron de terrorismo doméstico, citaron 15 items para detectarlo. Yo califiqué en 8, pero espero mejorar mi puntuación cuando me case.

Ya hablando más en serio, dijeron que el 60% de las mujeres son abusadas o golpeadas, el 37% es maltratada con frecuencia, y el 25% sólo a veces. (¡¿sólo?!)

También dijeron que los medios tienen parte de la culpa por la forma en que distorsionan la imagen de la mujer. Mientras decían eso, se apareció el mismo fotógrafo de la sección "lunes sexi" y se puso a tomar fotos del evento para un conocido diario local.

después del almuerzo, busqué una hamaquita, pero no había. Estaba medio ruco, así que a ratos me perdía de lo que se hablaba. Me acordé de un comercial acerca de los derechos de la mujer o algo así. La idea es que la narradora quería que fueran más derechos, algo así.

Algo en lo que no había pensado es que hay temores que tienen las mujeres, y no los hombres, como el simple hecho de salir a la calle. Ese es uno de los temores normales en las mujeres, salir, o que una hija salga sola.
Al típico macho latino, a lo más, le preocupa salir sin haberse pegado un buen baño (y a veces, ni eso)
En todo caso, nunca he salido a la calle con el miedo de que vengan la érika vélez, la fiuzza, la angelina jolie y la shakira, en pandilla a aprovecharse de mi candor e inocencia (no soy taaaan optimista)

Lo malo es que tendré que abandonar algunos de mis clichés y frases célebres:
- ¿por qué no estamos en afganistán?
- hay un día de la mujer y no un día del hombre, porque los otros 354 días son para los hombres
- eres sólo una mujer (y nada más que eso)
- te me portas bien, o te violo
- ya se les dio la libertad para elegir el color del trapeador... ¿qué más quieren?
- te estás ganando unas buenas nalgadas
- vente pacá mamashitash
- cuando se trata de sueldos, quieren igualdad de derechos, pero cuando necesitan que les abran la puerta, o les carguen las cosas, ahí sí se acuerdan de que son mujeres y hay que darles todas las atenciones
- yo a vos te doy prioridad porque no eres sólo una mujer. También eres un ser humano

Lo bueno es que mañana me acompaña la pelirroja. A ver qué pasa, ojalá no agarre malas ideas y pierda la sumisión que la caracteriza (la sumisión que la caracteriza cuando no me está cayendo a golpes por alevoso)
Publicar un comentario